Poemas a concurso

Por en Nov 7, 2013 en Poemas a concurso | 10 comentarios

  Qué importa el tiempo que me quede si vida es ese diminuto instante eterno, esa sucesión de respiraciones mágicas, firmeza ecuánime de energía feliz que si interpreto en clave de sol: armoniza mis gotas de emociones norteñas y mi hondo hálito de brisas de levante arpegia y en poniente, sobre esta tierra, cicatrices compone porque hay un fuego austral en mi alma por bailar…   Afinar mente, emoción y espíritu hasta la muerte al diapasón de esta carne como mi rosa de los vientos; colmarme de un infinito Amor verdadero, desde el ritmo de la aurora hasta el compás de la alborada; reconocer aquellos pasos de fanfarrias en mis huellas y a las deidades los ecos filarmónicos agradecer y que me lleven a solfear a esta sólida cima donde redimirme de aquellos caminos sordos…   Qué importa el tiempo que me quede si vida es ese enorme pentagrama blanco donde escribir tu propia partitura tú instrumento, músico e intérprete que inventa su sublime espectáculo y canta con voces al unísono, y pare la furiosa belleza de los seres.             Comienza el concierto, suena la música de tu sinfónica, se escucha agua, viento, tierra, fuego… En ti están todos los músicos, no quedan butacas vacías, la naturaleza a tu recital acude y la batuta de tu alma dirige pero ahora sabes cuál es tu compás. Sientes la armonía de tu única pieza el latir de los versos de tu melodía polifónica blancas, negras, fusas, corcheas… Ya no te saltas ninguna figura ni pausas jamás desentonas en tu ejecución virtuoso de ti mismo…   Qué importa el tiempo que me quede si vida es ese espacio más allá del sonido donde iluminaré en un incógnito día para marcar un largo compás de silencio que me devuelva a mi constelación y así, consagrarme en sencillo ritmo universal, la apoteósica aria de infinita luz de astro… Amanecer.     VN:F [1.9.22_1171]espere por favor...Rating: 6.0/10 (8 votes...

Leer más

Por en Nov 7, 2013 en Poemas a concurso | 10 comentarios

    A merced del viento, a veces hoja seca que arrastra por el suelo, entre el torbellino, dando vueltas y vueltas como giro de tiempo, en círculo atado, por siempre llegando a ese tan lejano momento en que yo te vi y que vuelve de nuevo entre tantos recuerdos.   A merced del viento, a veces ceniza alzada llegando suave al cielo, entre copas de árboles, meciendo el sentimiento, viendo el mundo de lejos, ausente de todo, en la irrealidad y el límite del sueño, entre el horizonte de perdidas imágenes, y del olvido eterno.   A merced del viento, voy a donde él me lleve, ¿qué importa suelo o cielo?, ¿qué  importa ya nada si él todo lo arrasó,  y yo ya nada tengo? Y en la noche y el día, girando en su locura,  dejar el pensamiento, y de mí perderme sin dolor y sin miedos, siempre… a merced del viento.     VN:F [1.9.22_1171]espere por favor...Rating: 5.5/10 (8 votes...

Leer más

Por en Nov 8, 2013 en Poemas a concurso | 13 comentarios

    Su recuerdo fue un tormento, un puñal en el corazón evité evocar la herida que ese amor significó momentos que la mente atesoró en íntimo silencio susurros de pasión eterna, prometida al momento avidez de sensaciones que volaron con el viento rompiendo en pedazos una ilusión que se transformó en tormento. El recordar su partida, brutal confusión, desconsuelo profunda marca a fuego en un sentimiento sincero sin refugio donde ocultar el dolor ignorando que en su vientre, latía el fruto de aquel amor. Hoy, es un pasado que regresa para estremecer mi vida con asombro y profunda emoción, que creí perdidas. Con digna valentía que surgió de su confesión asumí una realidad desconocida, que borró todo dolor el calor de su presencia e imagen sublime de madre y una súplica en la mirada diciendo: quizá aún no es tarde… Con suaves palabras que ofrendó al niño estremecido escuché: anda hijo… a los brazos de tu padre.     VN:F [1.9.22_1171]espere por favor...Rating: 4.3/10 (6 votes...

Leer más

Por en Nov 8, 2013 en Poemas a concurso | 47 comentarios

I (Desirée 101)                   Nadie cierra los ojos como tú… dama de noche, en galera que sirgo. Bailarina esclava sin su tutú… llévame, hasta las aguas de Aqua Virgo.   II (Tango)                             Princesa de tu decoro… Astor Piazzola en concierto; por tu boca hacia algún puerto… sin efugio al broche de oro.   III (Nostalgia)                    ¿Solo yo sé… que no eres rea de este vacío? En el pasado vive el fin, del libre albedrío. Hado de los Dioses ¿siempre en eterno navío? El ayer de siempre nunca muere. Tengo frío…   IV (Rosa de los vientos)    El cielo es azul. Amén… fue un bello invierno soviético. Tú expulsada del Edén yo indefenso en el andén. Fue un bello invierno poético. Tu destino creó mi ego… mi alma vestí, ayer morí. Pero desde hoy a Sara entrego mi eterno amor veraniego. Mi alma vestí, ayer nací.   V (Puerta de Atocha)         Mi ámbar viajaba hacia el azul glaciar de la estirpe celeste aún regente; pasajero platónico del mar, rocío en flor de algazul no creyente… Pero hoy acelero al llegar al radar de mi cuerpo censurado y consciente; donde no hay recuerdos… si no se ha amado. Desirée, la ciudad ha cambiado.   VI (Calles de Jolly Roger)  Luz verde. Mi párpado ocluido, miro… Paso de cebra, en alfombra escarlata. Calles de bronce, embeleso de plata. Pies descalzos, al mínimo suspiro. Luz roja… ninfa del faro vampiro. Himno y posdata, de estados pirata. Sombra oculta, de corbata barata. Cuerpo de diamante, alma de zafiro. Carpe diem en callejón sin salida. Promesa de ceniza en la misma urna. Cajeros de hotel para la otra vida. ¿El Sol es nuestra única estrella diurna? Ya no habrá otro como Eduardo Chillida… Aguijón teñido, águila nocturna.   VII (Miss Desirée)             ¿Tras Adán y Eva nadie bueno existe? La manzana de oro está en la nobleza cuya inocente belleza reviste. Si al nacer descubrimos la belleza… tú, mi hoja de higuera ¿por qué viniste?   VIII...

Leer más

Por en Nov 12, 2013 en Finalistas del jurado, Poemas a concurso | 23 comentarios

Ha bastado un correo en la bandeja de entrada, y comprobar su remitente. Ha bastado esa luz, ese ingrediente para desentrañar tanta madeja.   Ha abierto los candados de mi reja y ha calmado mi sed como una fuente esa carta electrónica, eficiente llevándose el silencio que me aqueja.   Un golpe de ratón, y en la pantalla palabras que han salido de tus manos con ternura y pasión, hasta las mías.   Y, como aquél que gana una batalla, los ecos de tu voz, aunque lejanos, han sembrado mis ojos de alegrías. VN:F [1.9.22_1171]espere por favor...Rating: 7.7/10 (16 votes...

Leer más

Por en Nov 13, 2013 en Finalistas del jurado, Poemas a concurso | 12 comentarios

Hay angustia en los colores del mundo. Una angustia que no se percibe a simple vista, pues la angustia es un matiz cuya longitud de onda no capta el ojo humano, mas se advierte en la forma en que el azul o el verde el ocre, el rojo, el gris o el amarillo pululan sobre él como viscosos ejércitos de larvas. Hay un nudo azul cielo prendido en la garganta del mundo y un despiadado sol enquistado en sus tripas. Si uno se acerca al mundo demasiado hasta sus flores muerden como perros rabiosos. VN:F [1.9.22_1171]espere por favor...Rating: 5.7/10 (10 votes...

Leer más