108- Desfigurada el alma. Por Adela Robles

Desfigurada el alma

 

Desfigurada el alma,

en la duermevela de mi piel deshilachada

                        agonizo

entre estas cuatro paredes

que ahora son infierno

en el cielo eterno que me prometiste.

La luna, que el alba se dejó olvidada,

se retrata en mi rostro,

ya sin rostro,

en la difusa melancolía del espejismo

donde se quedó,

ya marchito,

el rastro de tus manos

en los pliegues de este cuerpo de cuero.

A jirones sobre las sábanas,

se desgarra esta condena de besos muertos,

lejana la conciencia y la consciencia

de ser un poco menos cada día.

Ya todo lo que fui solo es esbozo

en el letargo atropellado de los celos.

Si hubo sueños, se borraron.

Si hubo lágrimas,

solo fueron un puñado de pétalos

en la tarde brumosa

donde estalla el griterío de los pájaros.

         Ese griterío que dentro,

                muy dentro,

         hace más sonoro el silencio.

Y en esta soledad

que abarca toda mi noche ciega,

devuélveme la luz.

Esa luz que se llevó el aullido del perro

al olor del ácido sobre mi piel ardiendo.

 
 

GD Star Rating
loading...
108- Desfigurada el alma. Por Adela Robles, 3.3 out of 10 based on 3 ratings
Comparte con tus amigos.
  • 50
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario