118- Lección de amor. Por Hofmannsthal

 Lección de amor

 

Significado de kintsugi o kintsukuroi:

«Es la práctica de reparar fracturas de la cerámica con barniz o resina espolvoreada con oro. En la filosofía japonesa el kintsugi plantea que las roturas y reparaciones forman parte de la historia de un objeto y deben mostrarse en lugar de ocultarse. Así, al poner de manifiesto su transformación, las cicatrices embellecen el objeto».  

«La herida es el lugar por donde entra la luz».

Rumi

 

I

 

Una lección de amor encuentra aquel

en quien el odio instala su rictus de desprecio,

en quien su alteza niega

la gracia, la empatía y el respeto.

 

Una lección de amor, y no otra cosa,

enfrenta quien soslaya al ímpetu primero

de entregarse, de darse a los demás

sin más lisonja ni más prima

que ser en los demás o jamás ser.

 

No hay tiempo en que el cariño

no pueda devolvernos a la vida,

no hay sima tan profunda ni fuego tan constante

que impida regresar a cuanto somos.

 

De una lección de amor os hablo a todos,

una que ¡tan profunda! Supuso más violenta

que cualquier golpe… Un gesto de perdón.

 

No existe el pensamiento, o eso dicen,

en ningún animal, salvo en nosotros;

sin embargo, el amor, lleva consigo

hasta el mínimo insecto.

 

Una lección de amor, cada momento,

podemos aprender de las criaturas

que se arrastran y duelen y no somos nosotros;

pensar para no amar y tanto esfuerzo

para sabernos faltos.

 

 

II

 

No seas sólo un pájaro

si en ti todos los pájaros perviven.

El Bien irradia a todos,

no elige a quien herir su luz perpetua.

 

No hay más merecimiento en el amor

que en la ignorancia  y miedo de quien miente,

pero alta recompensa sí recibe

quien sin saber oficia día a día, ternura.

 

No te amilanes si el amor escuece,

—la herida es el lugar por donde entra la luz

él duele porque cura, absorbe el daño;

gusano que se cría en las heridas;

doctrina de la causa final,

fruto de flor, de solo un tallo.

 

Tal vez en estos versos como espejos

el alma se desnude

para jamás vestirse.

 

Oye al callar lo que al hablar no escuchas,

y toda la elocuencia del silencio

revelará un discurso inesperado.

 

Una lección de amor involuntaria

encuentra el que al mentir, por fin no miente,

y su alma se sincera en el dolor.

 

Un daño y su enseñanza son la vida.

Lección para cualquier alumno es el amor.

 

 

Comparte con tus amigos.
  • 50
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario