61- La máscara es ya máscara de nada. Por Soledad Avellaneda

La máscara es ya máscara de nada

 

Hace tres días que hablé con Panero.

Lo encontré en un pasillo blanco

donde un silencio seco y frío

engullía todo pensamiento.

Me dijo

que no soportaba la voz humana

pero que allí los gritos

no hacía falta taparlos

pues tenían algo

de furia infantil o llanto primitivo.

Juntos recordamos San Sebastián

como solo los locos

aprenden a recordar:

con la insistencia inoportuna de no saber

si alguna vez existió

o si ya fue

o todavía sigue.

Tenía los brazos curtidos

de tanto abrazar a la muerte

– de rodear amorosamente

a la muerte entre sus brazos –

y se rio con cierto orgullo

de mis tobillos torcidos

de mi carmín deshecho

de mi temor aún virgen.

“A veces la vida pasa demasiado”

y por primera vez supe explicarle

que hay oscuridades impenetrables

donde la palabra no acierta

a curar las heridas.

 

Tal vez por eso me miró con cierta ternura y

me rodeó amorosamente con sus brazos,

justo como se rodea al hijo

que está pronto por partir.

 

 

Comparte con tus amigos.
  • 50
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

3 comentarios

  1. Poema triste y bello, ese tiempo, esa vida que pasa, silenciosa espera en el final, cansancio y pena, pero dejando un legado de ternura, en los últimos abrazos, antes de partir… Déjame darte también uno a ti, Soledad.

  2. Estremecedor poema, Soledad. Has sabido transmitir la intensidad de ese encuentro con Panero. ¿La vida pasa o pesa demasiado? Inquietante ese abrazo final, que sabe a ternura y no da miedo, sino solo dolor. El dolor de la despedida de unos brazos curtidos y de una máscara de nada…
    Erizante tu poema, Soledad.

  3. Sixto Rodríguez

    Hola Soledad, celebro tu poema, esta bellamente escrito, y tiene algo muy particular: comunica pero no dice -es hermético-.

    Todas las imágenes son justas en su carácter y en su forma; es un poema contundente.

    Sólo se me ocurre añadir: «Hola Soledad, no me extraña tu presencia, casi siempre estas conmigo, te saluda un viejo amigo, que te encuentres uno más… hola soledad… hola soledad… hola soledaaa…

    Suerte…

Deja un comentario