Bright on home. Por Anita Noire

Bright on home

 

El tiempo se puede medir, regular, imponer, pero aún así sigue teniendo un halo de misterio. Por más controlado que esté todo, el tiempo siempre es una incertidumbre de fondo.
Orhan Pamuk

 

   La manera más extraña de convertirse en un  casi desconocido para el otro es convivir el mayor tiempo posible arrastrado por la rutina. Al principio parece lo contrario, conoces a la perfección si la comida le gusta salada, si prefiere no hablar cuando se levanta, secarse con toallas sin suavizante, tener sexo al amanecer, reconocer cuando pasa algo porque el silencio se va espesando desde la mañana hasta la noche. Pero mientras todo eso va pasando y vas almacenando datos que permiten la supervivencia de la pareja, algunas cosas se van olvidando porque quedan para otro día que al final nunca llega, porque lo nutricio va ganando paso a lo existencial. Y un día, te levantas con el aliento pesado y al mirar al otro lado de cama reconoces a esa persona con quien la compartes, porque la cáscara que la envuelve es la misma con la que se acostó unas horas antes. Pero tras esa primera imágen, te sorprendes intentado adivinar en qué habrá soñado o si no lo habrá hecho. Los cambios van sucediéndose y no pasa un minuto en que no se produzca una pequeña mutación en tu universo que pasará desapercibida a los ojos de otros, incluso para aquella persona con quien desde hace años compartes obligaciones, cuentas bancarias y una extraña corriente que se mantiene pese a todo. Algo te obliga a rebuscar bajo tanta obligación, tantas decepciones y carreras apresuradas para encontrar entre tanto derrumbe la llave que abre paso a la siguiente fase del camino con el convencimiento de que eso es lo que quieres.

 

Anita Noire

Blog de la autora

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Bright on home. Por Anita Noire, 10.0 out of 10 based on 1 rating
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •