Canto a Rusadir. Díptico memorial. Por Juan A. Galisteo Luque

Canto a Rusadir. Díptico memorial

DÍPTICO MEMORIAL
(Final)

I

¡Atiéndeme Rusadir! ¡Escúchame con cordura!
esas naves de tu puerto que observas tras la ventana,
son solo barcos modernos que con la brisa temprana,
arriban, después navegan por el mar a la aventura.
*
No revivas tantas veces la odisea y la locura,
de Escipión el Africano, que a su suerte bien cercana,
venció al general Anibal en Zama, aquella mañana,
pronosticando el destino de Cartago y su ventura.
*
¡No temas! no son las tropas de Táriq, que con su ingente,
cruzaron el Guadalete con su canto musulmán,
permaneciendo en Hispania, ocho siglos finalmente.
*
Que tú, ya no perteneces ni al César, ni a Abderramán,
que desde aquél siglo XV, tras conquista diligente,
te anexionó a la corona, don Pedro de Estopiñán.

II

Llevas Rusadir el sello de la Fenicia de Oriente;
de esos dioses del Olimpo, que en la época romana,
te integran en la provincia Mauritania Tingitana,
recibiendo el esplendor del imperio de Occidente.
*
Te llamarán Rusadir por ese cabo imponente,
que se introduce en el mar, cual espada toledana;
¡cuántas civilizaciones en esta costa africana,
dejaron con sus vestigios tu pasado en el presente!
*
¡Cuántos siglos Rusadir, te invaden sin pena y gloria,
permaneciendo en secreto como espejo a una razón!
¡Cuánta lucha y cuánta afrenta resurge de tu memoria,
desde un doblar de campanas, al rezo de una oración,
o esa firma de Wad-Ras, cuyo tratado hizo historia,
al delimitar tu espacio con la bala de un cañón!

 

Juan A. Galisteo Luque

Del poemario: Versos y paisajes
Derechos registrados y fotografía del autor.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Canto a Rusadir. Díptico memorial. Por Juan A. Galisteo Luque, 10.0 out of 10 based on 1 rating
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •