Comenzábamos

Comenzábamos a regar la alas de los ángeles…

 

Comenzábamos a regar la alas de los ángeles… Por Yolanda Saénz de Tejada

 

 

Comenzábamos

a regar las alas

de los ángeles.

Las tenían caídas

y mustias;

en su mayoría

arrasadas por

tus palabras

puñales o

por mis ganas

de olvidarte.

 

Pero los ángeles,

desnudos y

bellos,

se apiadaron de

nuestras bocas

y nos recibieron

enamorados

ese 19 de febrero

(San tú).

 

Cuando sus plumas

comenzaban

a brotar de nuevo,

con esa ternura

que solo somos capaces

de fabricar nosotros,

trajiste a tu ejército

de monstruos

y de visionarios

salvajes.

Me apalearon

tus reproches

sin piedad,

ignorando

la tierra húmeda

que habíamos

conseguido.

Eliminando las semillas

y fabricando

de nuevo

desierto.

 

Mi amor,

cómo has podido

traerme

los demonios

en pleno crecimiento

de las alas de los

ángeles…

Cómo no has podido

ver su belleza y

mi agotamiento.

 

Como

no

mi

verdad.

 

 

*Poema de mi libro “Alquiler de humedades en el centro de mi corazón y de Madrid”, de Huerga y Fierro.

 

Yolanda Saénz de Tejada

Tacones de Azucar

Yolanda Sáenz de Tejada

Colaboradora de esta web en la sección
«Tacones de Azúcar»

Blog de la autora

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Comenzábamos a regar la alas de los ángeles… Por Yolanda Saénz de Tejada, 10.0 out of 10 based on 1 rating
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •