Serie completa, de siete textos narrativos hiperbreves

DOS SERES, CUALESQUIERA

Francisco Garzón Céspedes desde Madrid

 

Dos seres, cualesquiera. Por Francisco Garzón Céspedes

 

INCLUSO AGOTADOS, CUALQUIERA

Dos seres, de esta u otra galaxia, toman juntos un café. Entre la edad de uno y la del otro hay veinte años de diferencia. Y ellos llevan más de veinte años de continuos esfuerzos, creaciones y construcciones en común. Agotados se han sentado uno frente al otro: agobiados -aunque inexpresivos- y al parecer indiferentes. Pero cuando uno, cualquiera de los dos, mira a las pupilas del otro, entonces penetra por sus ojos y le anda por adentro, intensamente y sin descanso, hasta abrazarle el alma.

Francisco Garzón Céspedes, en Madrid, 24-10-2018.

 

CUALQUIERA EN COMUNICACIÓN

Dos seres, de esta u otra galaxia, en el anhelo de estar juntos, tal como son, y cada uno ante un café, en un sitio distinto y distante, si cualquiera de ellos extiende una mano, la derecha, toca al otro ser. Mientras con la izquierda, ¡ah sí!, se toca a sí mismo el hombro derecho, y entonces, claro, se siente tocado. Tocado en la ternura del cariño más que del deseo…

Francisco Garzón Céspedes, en Madrid, 25-10-2018.

 

CUALQUIERA PUEDE LLEGAR A ILUMINAR

 

Dos seres, de esta u otra galaxia, toman juntos un café sentados uno frente al otro en la penumbra de una vela grande y distante. Uno de los dos, cualquiera, dirige su mirada a la luz, y de inmediato mira al otro, y el otro, ¡ah sí!, se ilumina y derrotando las sombras ilumina todo.

Francisco Garzón Céspedes, en Madrid, 26-10-2018

 

CUALESQUIERA: CONSTRUCTORES

Dos seres, de esta u otra galaxia, mientras toman juntos un café, sentados uno frente al otro, inmersos construyen barquitos de papel en los que navegan con su imaginación hacia los días de juventud y de salud. Apuestan por un milagro y creen ensamblarlo energía a energía. Y sí, cae un aguacero, torrente de agua con inundaciones que les reafirma probar que les quedan fuerzas de amor para sostenerse el uno al otro y navegar en el naufragio.

Francisco Garzón Céspedes, en Madrid, 27-10-2018

 

CUALESQUIERA: SOSTIENEN

Dos seres, de esta u otra galaxia, convencidos de que la bondad sostiene la dignidad del mundo, intercambian palabras de valoración y estímulo; en medio de sus credos una gaviota se posa en el marco de la ventana, en ese salón donde se sirven mutuamente café, descafeinado y sustentado con la cafeína de la creencia en el mejoramiento humano desde cada quien, y diminuta acción a diminuta acción.

Francisco Garzón Céspedes, en Madrid, 28-10-2018

 

SI CUALQUIERA CANTA, EL OTRO…

Dos seres, de esta u otra galaxia, saborean un café de a dos en el silencio, es un silencio lleno, de vivencias compartidas, llueve afuera y también adentro porque por unos minutos se desencontraron en las peripecias de la cotidianeidad; pero, cuando uno cualquiera, para poblar de melodía el silencio, comienza a cantar, el otro, de inmediato, es su orquesta.

Francisco Garzón Céspedes, en Madrid, 29-10-2018

 

SOPLO DE CUALQUIERA AL OTRO

 

Dos seres, de esta u otra galaxia, mientras toman un café de una misma taza, saben que los milagros humanos ocurren, tal vez porque no esperan sino lo que otros pueden, quieren, dar, confiar, irradiar…; ellos resisten con encantamientos, ensalmos, sonrisas, comprensiones y construcciones: lo último que han construido es un avioncito de papel que impulsan con un soplo, el de cualquiera de ellos, al otro. Y sí, vuela, allí tiembla.

Francisco Garzón Céspedes, en Madrid, 30-10-2018

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Dos seres, cualesquiera. Por Francisco Garzón Céspedes, 10.0 out of 10 based on 1 rating
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •