Hambre de saber

Hambre de saber

Hambre de saber. Innovación.

 

La humanidad ha sufrido diferentes modelos de sociedad. El tránsito de unas a otras conllevan “poner en solfa” todas las estructuras sociales y vitales. Desde la Sociedad agraria a la Sociedad Industrial se movieron todos los cimientos de ella y lo mismo esta ocurriendo en el paso desde la Sociedad Industrial a la Sociedad Digital. Es, en estos momentos de cambio de plano, de cambio de campo de juego, de cambio de prisma bajo el cual se observa la realidad y de cambio de mirada al otro, cuando la capacidad de innovar se revela crucial, ya que se configura como el motor que permite caminar hacia la meta. Esta capacidad está íntimamente unida a la capacidad de saber y es directamente proporcional a la capacidad de asombrarse. El asombro es innato en muchas personas que sienten curiosidad por todo el entorno que les rodea, por todo su contexto, por llegar a lo profundo.

Los triunfadores de esta era serán aquellos que quieran conocer y saber y tengan cintura suficiente para la adaptación continua y, como todo, es algo además de innato, también entrenable. Aquellos que se han entrenado a reinventarse, a adecuarse a sobrevivir tienen mucho terreno ganado. Es por ello, que hay que partir una lanza por el colectivo de mayores de 50 que si bien no son los únicos que tienen capacidad de sorprenderse si son los que tienen más entrenamiento en adaptarse.

Piensese, por ejemplo, en la historia de Ray Kroc. Ray Kroc fue “el vendedor de MixMaster que compró el puesto de hamburguesas de McDonalds Brothers y que lo convirtió en el gigante de la comida rápida. Lo que a menudo se omite en esta historia es que Kroc tenía 54 años cuando dio este paso para ser emprendedor”, tal y como, literalmente, se expone en el informe “Special Topic Report 2016-2017. Senior Entrepreneurship” del “Global Entrepreneurship Monitor”.

En el mismo informe se expone que “los mayores lideran alrededor de un tercio de todas las empresas nuevas en Australia y son el segmento de empresarios de más rápido crecimiento, según una investigación realizada por la Universidad de Tecnología de Swinburne y la Universidad de Tecnología de Queensland”.

En definitiva, el futuro, en la sociedad digital, será para aquellos que sean versátiles y tengan ¡hambre de saber!, sean mayores o sean jóvenes. ¡Adelante!

 

Inmaculada Sánchez Ramos

Ganadora del Premio Especial “Caravaca de la Cruz” 2005 de Canal Literatura y colaboradora en la sección “Con sentido crítico” 2004-2010.

Fuente: Larazón.es

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (2 votes cast)
Hambre de saber. Innovación. Por Inmaculada Sánchez Ramos, 10.0 out of 10 based on 2 ratings
  •  
  •  
  •  
  •  
  •