Heroínas

Heroínas

 

¿De qué están hechas las heroínas? Las auténticas, de carne y hueso; las ficticias, de papel, óleo y mármol… Endiosadas, estas últimas representan virtudes o hazañas imposibles de igualar: Elizabeth Bennet (Orgullo y perjuicio) encanta desde hace 200 años al mundo de los lectores, La Gioconda se sonríe a través de los siglos con misterio y belleza inalterables y la Venus de Milo simboliza al cuerpo perfecto aunque no tenga brazos.

HeroínasPor el otro platillo de la balanza transitan sin parar personas como tú y yo… ¿o tienen algo más? Pensemos en todas las mujeres que vencen día a día las adversidades, las penurias y la falta de amor que aqueja a nuestro mundo. ¿Madres? Claro que sí, pero también hijas y nietas, juezas y maestras, presas y vecinas.

La condición femenina está marcada por la creatividad más física, la de dar vida, seguida por la necesidad de conservar y mantener esa llamita misteriosa. Quizás no poseamos tanto la capacidad de componer música inmortal pero sí la de re-componer cosas y almas astilladas, juntar piezas para que una situación desastrosa vuelva a tener sentido y alguien pueda seguir su camino.

Heroínas, grandes y menos importantes, mujeres de a pie, anónimas a nivel público pero con nombre y apellido para los que hayamos tenido la suerte de conocerlas. Mi madre, Käthe Fulde, fue una de ellas.

 

Dorotea Fulde Benke

Blog de la autora

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Heroínas. Por Dorotea Fulde Benke, 10.0 out of 10 based on 1 rating
  •  
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •