Manos calladas. Gentileza fotos pixabay

Manos calladas. Gentileza fotos pixabay

 

MANOS CALLADAS

 

Hoy todavía en el mundo,

existen manos calladas,

que entregan el corazón

su vida y hasta su alma.

Con ese gesto tan noble

de amor, despiertan al alba,

ofreciendo al desvalido

y al que sufre, paz y calma.

Manos que al viento os alzáis

sedientas de una esperanza,

yo os admiro porque dais

toda una vida por nada.

Hay conciencias que os acusan

de cinismo y arrogancia,

conciencias que solo entienden

su propio puño y espada.

Manos grandes, manos chicas,

manos negras, manos blancas;

sois siempre las mismas manos

tantas veces levantadas,

por tantas razones justas

que no fueron escuchadas.

Manos que al viento os alzáis

sedientas de una esperanza,

vosotras, tan predispuestas,

siempre seréis ignoradas

por esa crítica innoble

de la incomprensión humana.

—————–

 

 

Juan A. Galisteo Luque

Del libro: Café Boulevard

Derechos registrados

Imagen: Gentileza Fotos Pixabay

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Manos calladas. Por Juan A . Galisteo Luque, 10.0 out of 10 based on 1 rating
  •  
  •  
  •  
  •  
  •