Me gustaría hablaros un libro de cuentos titulado “CUENTOS CON CORAZÓN para aprendices de filósofo” de Mati Morata Sánchez. Es una colección de cuentos que tratan sobre valores como la autoestima, la tolerancia, la verdad y la mentira, el derecho a ser diferente, la homosexualidad, etc. dirigido a un público tan difícil y complejo como los adolescentes,( y ¡también para los padres!), aunque hay una parte que va dirigida para trabajar con los niños más pequeño. Precisamente por eso, porque son épocas de la vida difíciles y complejas en las que las relaciones padres-hijos suelen ser tortuosas y, en las que ambos interlocutores nos vemos un poco perdidos sin saber muy bien cómo tratar o, que respuestas dar, creo que este libro nos puede ayudar.

De los treinta y un cuentos que forman el libro primero elegí “Yo no soy un hijo roto” no voy a contar el cuento, pero el hijo de una familia separada se pone justo en el lugar de sus padres cuando se sorprende descubriendo que las explicaciones que le da a su amigo por tener que irse a otra ciudad le resultan sospechosamente familiares. Después leí otro titulado “Una vez fui gusanito” en este cuento se reclama sin ninguna contemplación el derecho que todos tenemos a ser gusanitos, y que no pasa nada si el prodigio de ser mariposa no llega a producirse, ser gusanito es también algo prodigioso y fantástico, si se es un gusano de ley. El tercero se titula “Tus ojos me distorsionan” que trata el tema de la homosexualidad, es una historia breve en la que un adolescente expone crudamente y con mucha gracia aprovechando una redacción sobre ”La importancia de la imagen”, todos los prejuicios que los chicos de esas edad tienen acerca de sus compañeros homosexuales, para desmontarlos inteligentemente uno por uno.

En fin los cuentos de este libro de  me parecieron un material muy interesante para plantear temas difíciles con nuestros hijos e, incluso creo que podría ser un material didáctico útil para tratar en algunas materias de la E.S.O , como Ética o Educación para la ciudadanía; incluso en las Tutorías. Quizás si todos ponemos de nuestra parte aportando nuestra energía y nuestro esfuerzo, eso que está tan de moda: “La educación en valores” y que tan mal nos sale, se haga realmente efectiva.

Atentamente

Antonio Soriano Román

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •