ante ella me postro
con ardiente deseo

con toda la humildad
de mi ser
con la sabiduría que la edad
ha inscrito en mí
la llamo… le suplico
que se entregue

me desprendo
de todo lo que sobra
de las envolturas
que me oprimen

desnudo el cuerpo
contentándome
con el alma que habita
el templo de mis huesos
Asociación Canal Literatura
Maram al-Masri
Del libro Señales del cuerpo
Más información sobre la autora.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •