Alféizar de la tierra. Por David García Herrero

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

 (Recitado por Hispalis)

 

No hay más verdad que ésta; y es que la tierra miente.

Por la sangre que muere apenas alumbrada,

la tierra no nacida llora; sufre por dar

a luz, por darse a luz, continente-navío.

Qué delicadamente palpita falsa furia

el centro de la tierra, lejano corazón

del pecho que no habitas, enternecido hierro.

 

Volcanes que germinan al fondo del océano,

que se paren, gimientes, de magma cima virgen.

Iracundos tsunamis que nacen y fallecen

clamor de tierra contra la bóveda celeste.

Glaciares que bautizan en pugna con el sol

y rompen, doloridos, aguas entre los cauces.

 

Miente; la tierra nace lenta, agónica, lava.

 

Por qué, por qué ese afán de ser como la piedra,

de arrinconar la luz, de estrangular raíces,

como la sombra  puños tendidos en plegaria.

Viento, sí, viento, crudo viento; jamás la tierra;

nunca fingir amor, amando; plañidera

voz que se alarga y toca, sirenas que a lo lejos

cantan, como ballenas en la profundidad

de un niño solitario, planetas en la noche.

 

No sé si nace el viento, si muere ¿dónde? Fuerza

que desarraiga bosques y pecios y  molinos,

simiente, delantales, ciudades portuarias.

Viento cuando en mi nuca baraja los cabellos,

cuando atraviesa montes de airado corazón

con su memoria hirviente de nubes y de pájaros,

 

de náufragos aviones, de peces voladores.

Pulso que no enflaquece como una estrella más

crucificada al hielo. Ciclones donde el águila

desgarra con los besos, donde escombra la atmósfera

su furia de avalancha y, vuelta a los confines,

rascacielos fugaz, estás de nuevo en ti

como las cordilleras entre los nubarrones.

 

– Gargantas que jamás desentrañaron lluvia

                  truenen bajo la noche.

 

II Certamen Poemas sin Rostro 2006

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Alféizar de la tierra. Por David García Herrero, 10.0 out of 10 based on 1 rating
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •