Amor es la palabra. Por Santiago Redondo Vega

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

 (Recitado por Rsaxo)

 

I

 

AMOR VIRTUAL

Yo prendí de tu boca más virtual

la rosa que te adorna, comisura

de tus labios de seda, hasta la hartura

más humana, más lúcida y real.

Yo libé en esa flor del ideal

de mujer para el hombre, sin censura,

todo es bello y bucólico cual pura

poesía de tacto inmaterial.

Yo transité tu pecho hasta la estancia

que arriba hasta mi pecho zaherido,

cuando un MEGA de RAM y tu arrogancia

me negaran un CHIP y estoy transido

por GIGAS de dolor, celos, distancia,

y hasta el NIK de tus labios he perdido.

 

II

 

CELOS DEL MAR

Es del mar, de tu mar, que tengo celos,

de sentir que te abraza y que te mece,

de esa sal que te exhala y te estremece,

te desviste y te viste azules velos.

De las olas del alba mis desvelos,

que acarician tu piel, ora amanece,

rojo espejo de sol, ora atardece,

mientras accedes tibia a sus anhelos.

Celos del mar, amor, bravo y en calma,

de su horizonte esquivo, sal y arena,

que con su lengua azul lame y ensalma

sobre tu cuerpo núbil mi condena;

que penetra en tu sexo y en tu alma

y embarranca mi paz hundida en pena. 

 

III

 

ANSÍO LA VERDAD DE TU CINTURA

Ansío la verdad de tu cintura

cautivo de tus labios colorines,

prendido de tus pechos, dos delfines,

mamíferos esquivos de piel pura.

Porque a mi amor le sobra la mesura,

le falta hacerse nido en tus confines,

perderse en tus caderas arlequines,

arderse en tu vergel de comisura.

Para el amor no hay tiempo, no hay medidas,

no hay hora, no hay lugar, no hay enemigos,

no hay tregua en que lamerse las heridas;

hay sólo libertad, amarse amigos

en campo azur sin huestes enemigas,

hay dos almas al sol sin más testigos.

 

IV

 

LA NOCHE

A pernoctar llegó la noche al día,

a matizar de estrellas, terciopelo,

la amplitud desmedida de su cielo

que en luces de penumbra perecía.

Sus labios, bruna boca, idolatría,

sus ojos, luz oscura, desconsuelo,

su sexo, luna plena, paralelo

de su alma, meridiano. Geografía

celeste e intemporal de eterna trama

negra y vital, poética y silente;

escenario de sombras que derrama

lujuria y castidad irreverente,

noche de besos, bálsamo a quien la ama,

puñal de soledad a quien la miente.

 

III Certamen Poemas sin Rostro 2007

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •