La pedrada. Por Gregorio L. Piñero. Cuentos estivales.

Virgen de la Rogativa

Cuentos estivales (XXI). La pedrada.        Tras la recolección de la almendra, que se almacenaba en sacos de aspillera, había que descascarar. Es decir, desprender el fruto de su vaina exterior, dejándola sólo con la protección de la película que protege a la semilla, o hueso, para su…

leer más