Y sin embargo. Por Anita Noire

Y sin embargo

Y sin embargo.     Intentas que el domingo sea un día tranquilo, que nada lo altere para que al llegar la tarde, cuando se cruza esa sensación de cansancio que nada tiene que ver con el exceso de actividad, ni con la ausencia de ella, sino con la proximidad…

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •