Como éramos pocos parió la abuela.

Como éramos pocos parió la abuela

(o cómo los curas del llamado Foro de Curas de Madrid…) 

 

El PSOE e Iglesias ponen en marcha la maquinaria del fango.

Jano García, en su canal homónimo de Youtube

 

Franco no se rebeló contra la legalidad de la Segunda República y sí contra una turba de sediciosos, asesinos y totalitarios que se habían adueñado de ella.

Manuel Azaña, presidente de la Segunda República

 

Gobierno de rojos: hambre y piojos.

Sentencia popular

 

Ante el repentino bloqueo final de los milicianos que se disponían a asesinar a la monja valenciana de 55 años María Guadalupe Ricart Olmos, la miliciana del grupo tomó la iniciativa de la ejecución. Sometió a la consagrada a todo  tipo de vejaciones, desgarrándole las ropas de cintura para abajo. Le abrió la vagina con un cuchillo, introduciéndole su crucifijo por ella; le asestó otras puñaladas y varios tiros en partes del cuerpo no letales, hasta que por fin le dio el tiro de gracia en la sien. Todo ello se sabe fehacientemente por el testimonio de la propia miliciana, así como por el del sobrino de María Guadalupe, que fue quien al día siguiente 3 de Octubre, tras conseguir un salvoconducto y saber dónde estaba el cuerpo, fue al lugar, vio lo que hemos descrito y quedó horrorizado. Además, todo fue confirmado por el forense que examinó el cadáver y que previo al levantamiento del mismo tomó las fotografías que acompañan este artículo, bien que después de cubrir en lo posible la desnudez de cintura para abajo de él.

«Mártir María Guadalupe Ricart Olmos»: artículo de Juan Cruz (no confundir con el estómago agradecido, filosociata y sectario escritor y periodista canario Juan Cruz Ruiz), en El Español Digital, 25 de abril, 2021.

 

   En los centros de enseñanza secundaria, salvo muy loables y excepcionales casos, la historia de España que se enseña nada o muy poco tiene que ver con la que se pretende enseñar en este estupendo artículo del magistrado (jubilado) José Yusty Bastarreche y que lleva por título «No fue un golpe de Estado» (en El Español Digital: 22 de abril, 2021). Porque es que la izquierda, el ideario progre, el globalismo, el laicismo excluyente y lo políticamente correcto constituyen el humus o sustrato nutricios de la enseñanza actual. O lo que es lo mismo: el pensamiento de izquierdas domina las aulas, más allá del deseo y la intención, que no raramente pueden ser buenas, de cierto número de docentes.

   Al acabar de leer este directo, lúcido y breve artículo enseguida he reparado en el siniestro protagonismo que siguen teniendo en Canarias algunos sectarios de la extrema izquierda metidos a locutores de radio a los que aún se les hace la boca agua -por no decir sangre, sangre inocente de los casi 120.000.000 de víctimas mortales que en cosa de un siglo ha ocasionado el comunismo- cuando proclaman el tópico «el sanguinario, criminal y genocida Francisco Franco, que dio un golpe de Estado contra la legalidad de la Segunda República, coaligado con los sectores más reaccionarios del Ejército, de la Iglesia, de la burguesía, de la oligarquía…».

   Como queda probadamente documentado, esa arcádica Segunda República ni fue idílica ni gozaba de legitimidad alguna, sobre todo en su recta final, porque había caído en manos de un Frente Popular que venía sembrando el caos en la sociedad española desde hacía algunos años: huelgas salvajes; toma de fincas; asalto, incendios y quema de iglesias, templos y bibliotecas católicos; persecución a personas católicas y derechistas; asesinato de falangistas; acoso, persecución, violación y asesinato de miles de sacerdotes, obispos, religiosos, monjas, seglares, por el mero hecho de ser católicos…

   Al respecto de lo cual hoy día no abrigo casi que duda alguna: de tan sectarios y llenos de resentimiento y odio como están, tienen el entendimiento nublado. Y el alma ennegrecida, de tan cerrados como están a la gracia del Espíritu. Caterva de viles desalmados, descerebrados, materialistas y corruptos sacamantecas a la que con todos los honores pertenecen los Rufianes, Errejones, Iglesias. Monteros, Yolandas Díaz, Mónicas Garcías, Echemingas Domingas, Augustos Hidalgos, Anselmos Pestanas, Falconetis Sánchez, Mónicas Garcías, Lastras. Ávalos, Icetas, Simones, Marlascas y resto de miserables de la izquierda malandrina y analfabeta española; o por mejor decir, en verdad antiespañola, anticristiana, antiidentitaria, antipatriota.

   Tal vez sea hoy por hoy más voto rebelde votar por formaciones identitarias como las distintas Falanges, Democracia Nacional, Alternativa Española, Identitarios y otras patriótricas y antiglobalistas, pero el caso es que también lo cierto es que votar por VOX hoy por hoy es también voto rebelde, frente a la mugre podemita, frente a la corrupción sociata, frente a los progresaurios y globalistas proinvasión migratoria de Nueva Canarias, frente a la nadaría veleta de Ciudadanos…

   Sin duda, la formación política que, aunque llena de defectos, límites e imperfecciones, está más en sintonía con la Ciudad de Dios agustiniana y menos con la Ciudad Secular o sin Dios que plantea el resto de los partidos políticos -en buena medida PP incluido-, se llama VOX, a la que ciertos canallas sectarios, descerebrados y desalmados, comunistas recalcitrantes, golfos morales e indecentes, se empeñan en llamar Fos* (canarismo con el que designamos el mal olor). Por eso toda la mugre de podemitas, sociatas y separatistas se ha alineado contra VOX, con toda suerte de algaradas callejeras, lanzamiento de piedras, amenazas, insultos, acoso, intoxicación a través de los medios de comunicación cómplices del NOM.

   Acaso estemos en los tiempos apocalípticos o preapocalípticos previos a la Gran Tribulación, a la Parusía de nuestro Señor, quien vendrá en toda su gloria al final de los tiempos. Solo que los tiempos de Dios no son los nuestros. Los nuestros, hoy por hoy, apuntan a sospechar y plantear con notable fundamento que no hay pandemia sino plandemia, que no hay Covid-19 sino coronavirus, que las vacunas son una grandísima manipulación de nuestras libertades y una estrategia del NOM y de su perversa y siniestra Agenda 2030.

   De momento no obstante, como Madrid es de los pocos sitios de España en que queda vida civil, como certeramente y con su inconfundible estilo periodístico señala Losantos, es de máxima trascendencia que la pinza sociata-podemita no se acabe apoderando de la capital de España. Es cuestión de vida o muerte, porque si estos cretinos se acaban adueñando de Madrid, el proyecto chavista bolivariano que urden Coletas and company... Madrid debe ser la tumba de la PSOE y de Podemos, partidos nefastos para España, y no del racismo, la tumba del racismo, como cacarea (mintiendo, claro, enredando, sin saber ni lo que dice) el jefe de los manteros y candidato por Podemos a las autonómicas de Madrid.

   Coda (o como éramos pocos parió la abuela). Como queriendo tener su minuto de gloria, los progresaurios, herejes y apóstatas del Foro de Curas de Madrid acaban de recomendar, hace apenas unos días, que se vote a cualquier partido político en las próximas elecciones autonómicas madrileñas menos por VOX y por Partido Popular. Incluso el PP, por el que nunca he votado por la principal razón de que tradicionalmente he votado por partidos de izquierda o directamente no he votado o he votado en blanco, está más cerca de la doctrina católica que la PSOE, que Podemos, que los separatistas… Y no digamos VOX… Con el permiso de los falangistas, patriotas e identitarios que conforman otras organizaciones españolistas, VOX es hoy por hoy referencia del voto católico. Menos, según parece, para estos impresentables curas, dinamitadores de la Iglesia desde dentro, pertinaces mundanizadores desde dentro de la esposa del Esposo.

   Porque es obvio: si no recomiendan que se vote por el PP ni por VOX en las próximas autonómicas madrileñas, mucho menos recomendarán el voto por las citadas organizaciones a la derecha del PP y del partido presidido por Santiago Abascal. Y como tampoco lo recomendarán por una organización como SAIN (Solidaridad y Autogestión Internacionalista: confesional pero de izquierdas, y me creo que no progre, o no del todo progre, que no estoy tan al tanto de la misma como cuando yo hasta votaba SAIN y hacía campaña por esta organización), impepinablemente la recomendarán por las organizaciones de la izquierda al uso.

   O sea, que estos curitas del Foro de Curas de Madrid aconsejan que se vote aborto, ideología de género, marxismo cultural, apoyo a las movidas LGTBIQ, fecundación in vitro, hedonismo, eutanasia, libertinaje sexual, feminismo supremacista, nuevos modelos de pareja contrarios a la doctrina tradicional de la Iglesia sobre el matrimonio, Ley de Memoria Histórica, globalismo, invasión migratoria, islamización de España, laicismo, relativismo moral, irenismo, indiferentismo religioso, kaleborroca callejera contra VOX, blanqueamiento de la ETA… Vamos, que aconsejan que se vote por los herederos de los que quisieron estirpar de España a la Iglesia católica, de manera asesina, desde el año 1931 al 1939.

   Ni PSOE ni Podemos ni los separatistas ni Más España condenan la violencia callejera contra una organización totalmente democrática y constitucional como VOX; ergo, ni PSOE ni Podemos ni los separatistas ni Más España exhiben una cultura verdaderamente constitucionalista y democrática. Los curas del Foro de Curas de Madrid, como buenos progresaurios y marxistillas devotos de un inexistente Concilio Vaticano II al que invariablemente manipulan haciendo decir lo que no dice, al satanizar a VOX por «sus políticas neoliberales que empobrecen a las capas más humildes de la sociedad» (esto es lo que afirman estos cerebritos para negar el pan y la sal, esto es, el voto, a PP y sobre todo a VOX), en realidad manifiestan no querer especialmente a los pobres, pues estos son fabricados como por sistema por los partidos de izquierdas, no en balde especializados en fabricar pobres, ¡será porque los aman tanto por lo que los multiplican!

   Solo Dios conoce el alcance del daño que siguen haciendo a la Iglesia estos nidos de progresaurios o dizque católicos, entre los que no escasean clérigos y seglares que durante décadas han ocupado cátedras de facultades católicas, porque los obispos responsables así lo han estimado (pues consideremos entonces, si esto sucede a escala universitaria, lo que sucede con no pocos profes de Religión en Secundaria: la nula o escasa sintonía de algunos de los tales con la doctrina de la fe de de la Iglesia es una vergüenza, que invitara a reír si no invitara a llorar). Nos referimos a tentáculos de la secularización de la Iglesia como Redes CristianasAtrio, Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII, Foro de Curas de Madrid, Somos Iglesia, Cristianos por el Socialismo… Impulsores de todas estas movidas progreeclesiales que son filocomunistas, filosocialistas, filoanarquistas, tienen la poca vergüenza de insinuar o sugerir el voto para los actuales partidos herederos de los sanguinarios asesinos de miles de monjas, curas, obispos y seglares por odium fidei, desde el 31 al 39 del pasado siglo XX en España, en la considerada por los estudiosos la más cruenta persecución desatada contra la Iglesia en la bimilenaria historia de esta.

   Alucinante, por no escribir indecente.

 

25 de abril, 2021. Luis Alberto Henríquez: profesor de Humanidades, educador, bloguero, militante social, escritor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *