El adiós. Por Anna Genovés

 

manos

Buenas tardes, amigos de Canal Literatura. Buscando, he encontrado este poema escrito en prosa, tétrico y doloroso; de los que te salen del alma en momentos en los que la razón cede ante la angustia. Por suerte, estoy pasando una buena racha, ¡ojalá siga! Por los siglos de los siglos… Como se suele decir. Pero no deseo olvidar que la vida es sufrimiento. Siempre es magnífico colaborar con vosotros.

Un beso fuerte, Anna

El adiós.

El adiós

Anciana marchita y decrépita, enjuta y perversa; ojos velados por las vergüenzas. Corazón de piedra y aliento de fécula.

Biblioteca andante cuyos volúmenes se empobrecen con el polvo de años, días y meses. Verdades a medias. Mentiras huecas.

Recuerdos que abarcan un siglo de existencia; energía plena. La historia de muchas vidas. La muerte de muchas penas.

Paseaste en un camión del ejército con la mirada llena de tristeza; granadas en cinto. Luchaste en dos guerras y apagaste voces para comer.

Tu fuerza se evapora con el silbido del viento. La lluvia de las nubes. Las palabras de un verso. El beso de un niño o el amor de un bebé.

Diste el consentimiento de quedarte muda y ciega; harta de la vida y el perdón, te hundes en el sillón que llevas a cuestas.

Pasas de comer, de andar y hasta del aire que tienes cerca. Tus pulmones se ejecutan entre balas y velas. Tus riñones filtran ciénagas. Tu motor no bombea.

En algún momento de lucidez, brillan tus ojos de gata vieja. Sin embargo, prefieres olvidar tu pasado apócrifo. Dormir el sueño eterno; suplicar venia.

Intestinos que no vacían; entrañas llenas. Demasiados horrores sobre el lomo. La parca llama a tu puerta: el último toque está cerca. El Campo Santo espera.

Adiós, alma mortificada.
Adiós, muñeca de cera.

©Anna Genovés 

12/12/2012

Blog de la autora

Propiedad intelectual V-490-14
Imagénes tomadas de la red

Tennis Court Lorde (Official Video) [subtitulado en Español English]

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

anna

Valenciana de nacimiento y ecuménica de pensamiento. Tengo alma de poeta y mi corazón está tuerto. Funambulista de la vida, mis ojos ha visto innumerables historias y mis dedos han tecleado todo tipo de cuentos... Tantos como años tiene Caronte. Soy disléxica y disgráfica como John Irving, Roberto Bolaño, Wendy Wasserstein o Scott Fitzgerald... Y, millones de personas, a las que les cuesta aprender idiomas o confunden, por ejemplo, "niño" con "nicho". Pese a ello, tuve la suerte de ir a la universidad y licenciarme en Historia Antigua y Arqueología/Prehistoria. Colaboro en distintos medios digitales. Escribo cuando me inspiro y soy bloquera a ratos. He publicado dos novelas: Tinta amarga y Bovary 21. Habrá más: os lo aseguro. Van rulando por los cajones y me piden salir a la luz.

4 comentarios:

  1. Así cualquiera se aficiona a la poesía…emotivo y hermoso poema. Saludos.

  2. Un poema tan punzante como hermoso. Qué bien Anna que lo has rescatado porque ha sido una gozada leerlo.

    Un abrazo.

  3. Muchas gracias. Sois muy amables. Puedo deciros que, tal como salen las palabras, las coloco. Y, sí. Representan mis sentimientos.

    Un abrazo, Anna Genovés

  4. MARIAN GENOVES

    eres una escritora muy especial,por eso triunfaras.
    MAGNIFICO, besos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *