El poeta conquense Santiago Cuerda Morcillo publica su segundo poemario, con el título de “La aurora”.

El libro La aurora se ha publicado en la web del autor en la plataforma de autoedición Bubok, donde también acaba de publicar su tesis de licenciatura, el ensayo Logos y eros en los diálogos de Platón.

La aurora contiene los capítulos “El jardín de los ensueños”; “Semana Santa y otros poemas religiosos”; la colección de sonetos del “Espejo de lobo”; “Un pequeño homenaje”; “Naturaleza, pueblos, gentes, costumbres y paisajes”; “Reflexiones”; y “Miscelánea”.

Cuerda supera las mil descargas de sus distintos libros electrónico; su novela Espejo de lobo. Las minas del cristal de Hispania llega a las 455 descargas, y Canto a Cuenca suma 570.

Su blog de poesía cuenta ya con más de ocho mil doscientas visitas. En él se puede encontrar una selección de poemas, y varios audio y vídeo-poemas.

“Con todo esto, se demuestra que Internet y la autoedición es una buena alternativa para la difusión de la obra de autores noveles, o desconocidos para el gran público”, señala Cuerda.

El poemario La aurora tiene una licencia creative commons, es decir, se autoriza su difusión y copia, siempre con fines no comerciales.

Este poemario da continuidad a su ópera prima, Camino del despertar. Luces y sombras, tras el paréntisis poético de la novela Espejo de lobo. Las minas del cristal de Hispania.

Además del formato de libro electrónico, los libros también están disponibles en papel, mediante el sistema de impresión bajo demanda.

 

Compartimos uno de los poemas de La aurora:

“La aurora”

 

LOS CALLEJONES DE LAS MAJADAS

 

Monumento rocoso en Las Majadas,

enigma en laberinto y callejones,

elevados picachos y crestones,

belleza y magia sobre roca alzadas.

 

Florecillas silvestres salpicadas

por desiertos parajes y rincones,

entre altivos y regios farallones,

sinrazón y ventura emparejadas.

 

Al par que tu dolor, mi verso evoca

tu glorioso pasado, y, con respeto,

el filo lacerante de tu boca.

 

Si tropiezas con Niobe, sé discreto,

-oculta su realeza tras la roca-,

que en la roca perdure su secreto.

 

Santiago Cuerda Morcillo 

Santiago Cuerda Morcillo

Santiago Cuerda Morcillo

 

Cuenca, 20-10-2014

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *