La visita del íncubo. Por Aleqs Garrigóz

La visita del íncubo

 

Llega intempestivo –mancha alada y furiosa–
rompiendo la frágil tela de tu sueño.
Lo has invitado a tu cama sin saberlo,
abriendo misteriosas rutas hacia tu espíritu.
Te encuentra siempre desnudo
–tus sábanas de súbito plomo–; y es corta tu potencia
ante a su cuerpo de sombra.

Te toma en sus miembros: seduce, somete.
Algo te va robando. Intentas gritar, escapar;
pero su tacto parásito te asfixia y mantiene inmóvil, electrizado.
Ha adquirido las formas de tu placer o tu miedo según su capricho:
un toro gigante que embiste,
un fatídico muñeco que abraza tu carencia,
una perfecta anatomía que podría atravesarte.
Y porque la carne se ablanda, copulan.
Algo en ti responde con todo el nervio de lo real.
Y nunca recuerdas cómo se va.

No conocerás su rostro ni su nombre.
Despertarás extenuado, con un vacío inenarrable.
–Un olor a azufre en tu cuarto–.

Y tú odiarías más tal violencia,
si no fuera buen amante.

 

Aleqs Garrigóz

La visita del íncubo

 

La visita del íncubo. Por Aleqs Garrigóz, 10.0 out of 10 based on 2 ratings
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Garrigóz Aleqs

ALEQS GARRIGÓZ (Puerto Vallarta, México 1986). Empieza su carrera publicando Abyección (2003). Trabajos posteriores son: Luces blancas en la noche (2004), La promesa un poeta (2005), Páginas que caen (2008), Galería del sueño (2008), En la luz constante del deseo (2012). Premio de Literatura Adalberto Navarro Sánchez 2005, otorgado por la Secretaria de Cultura de Jalisco. Premio de Literatura 2008 de la municipalidad de Guanajuato. Ha publicado poemas en diversos medios impresos y electrónicos de México e Hispanoamérica. Figura en una decena de antologías literarias editadas en México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *