Letras. Por Anna Genovés

Buenas tardes, compañeros. Os dejo un poema postsimbolista cargado de sentimientos con una entradilla, esclarecedora, de Simone de Beauvoir.

Un abrazo,

Anna Genovés

 

«… En Inglaterra, observa V. Woolf, las mujeres escritoras siempre han suscitado hostilidad. El doctor Johnson las comparaba a “un perro que camina sobre las patas traseras: no lo hacen bien, pero es asombroso”. Los artistas se preocupan más que cualquier otro por la opinión de los demás; las mujeres dependen de ella en grado sumo, y así se concibe qué fuerza necesita una mujer artista para atreverse a prescindir de ella; a menudo se agota en la lucha. A finales del siglo XVII, lady Winhilsea, noble y sin hijos, intenta la aventura de escribir; algunos pasajes de su obra demuestran que poseía una naturaleza sensible y poética; pero se consumió en el odio, la cólera y el temor.

¡Ay! ¡Una mujer que toma la pluma

es considerada como una criatura tan presuntuosa,

que no tiene remedio alguno de redimir su crimen!

Casi toda su obra está consagrada a indignarse ante la condición de las mujeres. El caso de la duquesa de Newcastle es análogo: gran dama ella también, al escribir, provoca el escándalo. “Las mujeres viven como cucarachas o como lechuzas, y mueren como gusanos”, escribe con furor. Insultada, ridiculizada, tuvo que encerrarse en sus dominios; y, pese a su generoso temperamento, casi medio loca, no produjo más que extravagantes lucubraciones. Solamente en el siglo XVIII, una burguesa, la señora Aphra Behn, después de enviudar, vivió de su pluma como un hombre; otras siguieron su ejemplo; pero incluso en el siglo XIX se veían obligadas a menudo a ocultarse; ni siquiera disponían de un “aposento propio”; es decir, que no gozaban de esa independencia material que es una de las condiciones necesarias de la libertad interior…»

Extracto de El segundo sexo

Simone de Beauvoir

Simone de Beauvoir

Letras

Letras sueltas, encogidas

repletas de faltas de ortografía

Pasos a trompicones

mente difusa

Oídos que pitan

se hace tarde para la entrega

Todo finaliza

la muerte negra

Las palabras putrefactas

entre líneas

Mentiras sobre mentiras

ilusiones fallidas

Amor en el cajón

servilleta vacía

Vuelos de mariposa rosada

mantequilla

La nevera está abierta

la mañana es fría

El hambre en el estómago

se olvida

Trabajo minucioso

en la estantería

Flores que no se ven

el sol de la playa bendita

Asiento de madera

espalda chiquita

Dedos angulosos

tecleando deprisa

Poemas, relatos

frases, novelas ficticias

La mente a borbotones

tarde eclíptica

Noche sudorosa

madrugada ínfima

Virtudes difusas

por los pasillos de la casa

y los techos de la ira

Árboles lejanos

en cuenca ajada

verdad que asesina

Anna Genovés

05/04/2014

Propiedad Intelectual V― 490 ―14

Fotografía tomada de la red. Mis agradecimientos al magnífico fotógrafo  Irving Penn

podéis seguirme desde mi blog personal: Memoria perdida


Lorde – Royals [Subtitulado al Español]


 

anna

Valenciana de nacimiento y ecuménica de pensamiento. Tengo alma de poeta y mi corazón está tuerto. Funambulista de la vida, mis ojos ha visto innumerables historias y mis dedos han tecleado todo tipo de cuentos... Tantos como años tiene Caronte. Soy disléxica y disgráfica como John Irving, Roberto Bolaño, Wendy Wasserstein o Scott Fitzgerald... Y, millones de personas, a las que les cuesta aprender idiomas o confunden, por ejemplo, "niño" con "nicho". Pese a ello, tuve la suerte de ir a la universidad y licenciarme en Historia Antigua y Arqueología/Prehistoria. Colaboro en distintos medios digitales. Escribo cuando me inspiro y soy bloquera a ratos. He publicado dos novelas: Tinta amarga y Bovary 21. Habrá más: os lo aseguro. Van rulando por los cajones y me piden salir a la luz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *