Primo Levi. Por Maite Diloy

Primo Levi

 

Si esto es un hombre

Los que vivís seguros
En vuestras casas caldeadas;
Los que os encontráis, al volver por la tarde,
La comida caliente y los rostros amigos:
Considerad si es un hombre
Quien trabaja en el fango
Quien no conoce la paz
Quien lucha por la mitad de un panecillo
Quien muere por un sí o por un no.
Considerad si es una mujer
Quien no tiene cabellos ni nombre
Ni fuerzas para recordarlo
Vacía la mirada y frío el regazo
Como una rana invernal.
Pensad que esto ha sucedido:
Os encomiendo estas palabras.
Grabadlas en vuestros corazones
Al estar en casa, al ir por la calle,
Al acostaros, al levantaros;
Repetídselas a vuestros hijos.
O que vuestra casa se derrumbe,
La enfermedad os imposibilite,
Vuestros descendientes os vuelvan el rostro.

 

El 27 de enero de 1945, hace 50 años, un ejército en avanzada cruzaba la puerta del campo de concentración de Auschwitz. En el dintel de la puerta, Arbeit macht frei; en el interior, barracones medio destruidos y un grupo de prisioneros famélicos y enfermos buscando comida. Los soldados del ejército soviético debieron quedar impresionados por la imagen que ante ellos se abría. Entre los prisioneros, Primo Levi, italiano, enfermo de escarlatina.

Primo Levi llegó al campo el 21 de febrero de 1944, procedente de un campo de concentración en Italia. En su expedición eran 650: hombres, mujeres y niños que sabían que iban a morir. En 1944 ya había rumores entre los prisioneros, ya se sabía que Auschwitz era sinónimo de muerte en terribles cámaras de gas. Sabían que no volverían a ver a sus seres queridos, padres que no verían a sus hijos, mujeres que no volverían a abrazar a sus maridos y hombres que serían separados de sus mujeres. Es conmovedor leer el primer capítulo porque Levi nos narra sus vivencias y esa desazón antes de montar en el tren se lee con el corazón atenazado. De los 650 italianos que llegaron, solo sobrevivieron 20.

El relato de Si esto es un hombre es el relato de la vivencia de Primo Levi en el campo. Su lucha por sobrevivir, sus reflexiones. Es un libro imprescindible para entender que sucedió hace 50 años en el régimen nazi de Hitler. Para entender la Shoa, la solución final, y para ver lo crueles que podemos llegar a ser los hombres.

Ha pasado medio siglo y hay sucesos históricos que no deberíamos olvidar. Que deberíamos conocer para que no vuelvan a suceder nunca más. Y una buena opción es leer Si esto es un hombre de Primo Levi. Reflexionar sobre las causas y la organización del campo. Siempre me ha interesado saber cómo pudieron llevar la organización de una máquina de destrucción con tan pocos guardias. Y la clave creo está en ver que cada uno de nosotros venderíamos al vecino a cambio de nuestra supervivencia; en situaciones límites todos queremos sobrevivir. Interesante es también  leer la lucha incensante del protagonista por seguir siendo un hombre pese al barro, pese a la suciedad, pese a todo. Ser hombre y ser digno.  Y muy interesante es leer el apéndice y su reflexión sobre Hitler y los líderes carismáticos. Reconozco que a mí tampoco me gustan. Reconozco que prefiero mil veces un líder que me explique las cosas a alguien a quien deba creer, prefiero los argumentos a las creencias. Prefiero la razón a la demagogia. Y creo como Levi que si hay un líder carismático al que se creía como si un dios fuese es Hitler. Pero otros como él pueden surgir.

Lean, es un libro imprescindible, necesario. Lean.

Maite Diloy (Brisne)
Colaboradora de Canal Literatura en la sección «Brisne entre libros»
Blog de la autora

4 comentarios:

  1. Me ha gustado el poema, a pesar de que no me agrada mucho el verso libre, lo que no llego a comprender, y lo llevo viendo como mínimo un par de años en escritores amateur sudamericanos, es el hecho de comenzar cada frase con letra mayúscula, bajo mi punto de vista carece de todo sentido y resta belleza al escrito. Si me pudiera aclarar este punto le estaría muy agradecido. Muchas gracias y un saludo.

    • Bruno ni idea. Es el comienzo de “Si esto es un hombre” de Primo Levi. No escribo poemas, solo comento lecturas. Es un comienzo impactante copiado del original. Creo que en este caso no importa tanto la búsqueda de la belleza sino el testimonio del autor. Al igual que en su prosa no hay búsqueda de lo literario sino vuelco de lo vivido. Es el valor del libro. Es el valor del autor.

  2. Es tan importante el testimonio superviviente que yo te agradezco la reseña, de corazón.
    Y desde aquí invitar a todos los lectores a estudiar los entresijos de la propaganda nazi y el total conocimiento que poseían sobre los medios de comunicación; para mí esto fue verdaderamente el éxito del nazismo y su dominio del pueblo.
    Aprender la maquinaria, sus herramientas, para que nunca más un individuo se someta a una publicidad de tal modo que acabe endiosando a nadie y sobretodas las cosas, para no justificarse en la parte más abyecta de la ignorancia.

    Muchas gracias Brisne por esta invitación tan bonita. Un abrazo.

    • Gracias Ameli. El tema de la propaganda es interesantisimo la verdad. Siempre me he preguntado si realmente nos creemos una mentira repetida muchas veces o creemos que esa mentira es verdad en el fondo. Cuando leo determinadas noticias en la prensa hoy me lo sigo preguntando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *