La visita del íncubo

  Llega intempestivo –mancha alada y furiosa– rompiendo la frágil tela de tu sueño. Lo has invitado a tu cama sin saberlo, abriendo misteriosas rutas hacia tu espíritu. Te encuentra siempre desnudo –tus sábanas de súbito plomo–; y es corta tu Leer Más →