Apareció, perfectamente vestido con chaqué. Pajarita blanca y una carpeta con el discurso en las manos. Todo estaba preparado para la entrega. El público expectante. El atril perfecto. Las flores; las alfombras, esperando ser pisadas; las luces, iluminando las caras.

Subió pausado, sabiéndose el ganador. Calmado y emocionado mientras abría la carpeta y extendía las páginas del discurso. Su voz retumbó en la sala:

“Queridos amigos, al recibir la llamada comunicándome ser el ganador del premio…”

Áquel, cuya mano empuñó la pluma que escribió los libros, me acariciaba la espalda surrándome al oído: “¿Crees que me ha quedado bien el discurso?”


Brisne
Blog de la autora

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •