Sobreexposición

 

 “Siempre he creído que las ciudades atravesadas por ríos sufren de un eterno mal, el de la tristeza.”

 

Les voy a confesar una cosa: Me gustan los libros con corolario, ya saben, esas cuatro frases que culminan: Se terminó de imprimir en los talleres Menganito el 17 de diciembre de 2035 cuando el sol por primera vez amaneció por el Oeste. Aunque si Sobreexposición hubiese nacido con la luz cambiada sería uno de esos libros que reflejen los cambios trágicos de nuestra sociedad. Pero no. Sobreexposición no habla de cambios trágicos ni de grandes acontecimientos. Laura Bordonaba Plou sólo nos habla de nosotros, de ella, de usted que lee este pequeño comentario, de todos los que habitamos este mundo corriente en el que la luz se refleja en el cristal y el sol sale cada día por el Este. Nos habla de personas normales que cruzan ríos en ciudades que se dividen por ríos o campos llenos de tomillos. Un libro.

Pregunta Ediciones ha tenido muy buen tino al elegir a esta zaragozana, joven, alegre y pizpireta  para publicar los dieciocho relatos que contiene Sobreexposición. Diferentes pero con un corriente lírica transitando entre las venas de sus letras.

Encontramos en sus palabras el reflejo de la luz que nos rodea. Lo que somos, lo que sentimos en la voz de Laura. El grato placer de la lectura, la adicción que me produce, es por libros como éste.

Se agradece encontrar escritores como Laura Bordonaba. Se agradece leer libros como éste. Yo creo que es por eso que leo, que es eso lo que busco al leer, simplemente el reflejo de la luz en otros ojos. Es lo que me gusta. Es la magia de la literatura.

Muchas veces me pregunto por qué precisamente no se buscan relatos o historias que nos cuenten la realidad de una forma, en los que la forma es tan importante como lo que cuentan. Me temo que nuestra sociedad ha perdido el gusto por las palabras. Solo es importante lo que se cuenta, no el cómo se cuenta. Pero creo que para que nos cuenten las palabras sirven solo a mitad. Nos pueden contar en imágenes, pero no nos pueden trasmitir el lirismo de la vida con una imagen o, al menos , no como lo hacen con una frase. La frase te permite evocar con tus recuerdos. La imagen te los crea. Laura Bordonaba evoca, despierta, y, por supuesto, narra, algo que hoy en día no es fácil de encontrar. Creo que es un libro indicado para quienes, como yo, aman la literatura.

Maite Diloy (Brisne)
Colaboradora de Canal Literatura en la sección “Brisne entre libros
Blog de la autora

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •