Lo que nos habita. Por Usue Mendaza

 

La Asociación Lebensborn nació en 1935 como dependiente de las SS alemanas para fomentar la «raza aria», y abrió alrededor de quince clínicas en Alemania, Bélgica, Francia y Noruega. Se recomendaba a los hombres de la SS concebir hijos con mujeres de buena sangre, cuantos más mejor.

Noruega. 1941 – II Guerra Mundial

Aquel hombre con traje inmaculado de las SS arrancaba la rama  de madera y la tiraba al aire para que su perro corriera hasta ella hasta que el animal reventase.  El soldado disfrutaba del crujido de la madera entre sus dientes de sierra con una agitada respiración serrando su boca rocosa. El tintineo cercano de unos ladridos le recordaba que el perro volvía hacia él.  Sometía al animal al mismo ritual vespertino hasta que el perro finalmente apagaba, exhausto, su ardor.

El animal algo había olido y no era la babosa rama. Se plantó en el césped como un zurullo deforme encaramado hacia donde estaba yo escondida. El palo era ya sólo un pedazo encallecido que no pasaba más allá de su caída.4af8a4c039b597a8fda8820091919270

Tenía hambre y nada me apetecía más en ese momento que un plato de huevos y un café caliente como el que había dejado hecho en casa. Empecé a correr pero el soldado apresuró también su paso hacia mí en cuanto se percató de mi presencia. El perro se acercaba también cual galope de caballo hasta que mordió ávidamente mi falda, empujándome contra un árbol. El hombre, al ver que empezaba a gritar, me tapó con su muñida mano la boca. Deslizó entonces su pierna entre mis piernas igual que su laboriosa lengua cuchicheaba convincente dentro de mi boca.

Desde aquel día, mi dignidad rueda como las arrancadas perlas del collar de una chica inocente. Por los suelos. ¿Qué aguarda cuando a la persona le falta la dignidad y la culpa todo lo rebosa? ¿Cuando nuestro aliento entrecortado es como Dios, que no tiene rostro, y la lujuria de un hombre con delirios de grandeza nos arruina la vida?

Cada día entro y salgo de mi casa, dejando mis lágrimas agrupadas en el alféizar para que no se me note que he llorado. Es primavera y estoy embarazada. Le cuento a mi niña que los árboles ascienden con flores de anillos nuevos y que todo cuanto vemos crece en la tierra fértil. Que la primavera apoya su peso inmortal en mis oídos y que nos canta a las dos con sublime grandeza.

Alemania 1990.

Escribía Ortega y Gasset que «cada edad tiene su vocablo mágico, que en la hora sincera asciende de los senos de la criatura, como la burbuja del limo en la alberca». En la hora sincera de la muerte, quizá remonte a la superficie a través de la palabra arrepentimiento la parte más buena del ser humano cuando el oscuro fantasma se le aproxima. A Heinrich Hansen le han dado como mucho dos meses de vida. Una vida consagrada en cuerpo y alma a la Unidad de Reclutamiento de las SS. Un cuerpo curtido en mil batallas que adelgaza a una media de tres kilos por día. Un alma con la pesadumbre de la culpa que se quiebra en cuanto recuerda esa alborotada mezcla de recuerdos infames que le entierran en infiernos posibles. Con la alborada del día viene a casa todos los días una asistenta. Es joven, sexy y guapa como lo eran las chicas noruegas cuando su edad rondaba la veintena.

Todos los días, cuando ella se despide de él, le exclama: «Gott steht bei Ihnen», que Dios le lleve de la mano.

Y él dubitativamente le responde: «Sind Sie sicher dass Gott steht bei mir?», ¿Está usted segura que Dios esta conmigo?

A lo que ella esboza con un grito fuerte ya desde la calle «so sicher als ich bin judische»,tan segura como que soy judía.

Hansen, estremecido, apoyado ligeramente en el umbral de la puerta, se desvanece al escuchar una y otra vez retumbar el eco de la muchacha judía  y una especie extraña de regocijo le ilumina tersamente  la cara… hasta que ésta pierde su tonalidad natural y su corazón se apaga. Nada habita ya en él salvo el poder redentor de las frágiles almas y la noche cae como purgatorio cotidiano del día.

Usue Mendaza

Blog de la autora

dias de cine

RTVE.es – Días de Cine- Dos vidas.

 

horfanatos

Mütterheim des von der SS unterhaltenen Vereins ‘ Lebensborn’ in Steinhöring Kreis Ebersberg bei München im Jahre 1940. Der Lebensborn, wegen seiner rassenpolitischen Grundrichtung von der Bevölkerung abgelehnt, war ursprünglich von Himmler als Bauträger von Entbindungsheimen für uneheliche Kinder seiner SS-Männer gegründet worden., 01.01.1940-31.12.1940

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.5/10 (2 votes cast)
Lo que nos habita. Por Usue Mendaza, 9.5 out of 10 based on 2 ratings
  •  
  •  
  •  
  •  
  •