Lobos esteparios. Por More

Fueron todos y no fue más que uno fueron todos a una mas ninguno fue el certero asesino Han robado y matado indiferentes su propia humanidad cobardemente quedó por el camino estólidos discursos tornan fieras las fauces de sonrisas torticeras y un trágico destino nos lleva a repetir las maldiciones…

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La niña de sus ojos. Por Clara Mencid

  Nadie se explica cómo María pudo hacer aquello. También es verdad que en los pueblos pequeños, donde nunca pasa nada, no es extraña esa costumbre; incluso hasta dejan la puerta abierta. ¿Pero María? ¡Qué raro! Siempre que hablaba de su hija la llamaba «la niña de sus ojos», y…

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •