37- Las que. Por Ángel Eusebio

Las que

 

Lo confieso.

Me agradan las mujeres de apuestas fijas
y caricias combinadas.

Las que atacan la piel con el suave roce
de sus dedos de yemas atrevidas o escobamente trabajadas
y sonrientes bocas ásperas de humedad amigablemente conversada.

Las que barren otoños de hojas crocantes y doradas
que terminan en blanco,
sin escritos en ellas. Ni palabras.

Las que dejan huella en los cinco sentidos
sin abrir surcos ni caminos
que lleven -innecesariamente- a un destino conjunto.

Las que eximen de pinturas de labios,
cremas suavizantes, pestañas fingidas y orgasmos postizos.

Las que crean.
Las que crían.
Las que creen.

Las que tienen dudas sobre lo que quieren.

Las minúsculas descalzas que subidas a su vida
crecen MUJER con mayúsculas.

Las que sueñan. Dormidas y despiertas. Las que sueñan.

Las que de sobra saben lo que no quieren.

Las que eligen y evitan que elijan por ellas.

Las que.

 

 

 

Comparte con tus amigos.
  • 50
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

3 comentarios

  1. Precioso. Me hizo recordar a mi madre en casi todo el poema.

  2. Me ha ido enamorando este poema con el paso de los días y las lecturas.
    Me gusta lo que que te “agrada”, me agrada cómo lo cuentas y lo haces fluir. Y hasta cómo lo sentencias.

    “Las minúsculas descalzas que subidas a su vida
    crecen MUJER con mayúsculas”.

    Enhorabuena. Un abrazo.

Deja una respuesta