El claro de Ozzhar

El claro de Ozzhar, la trilogía fantástica que apela a la tolerancia

 

    La tolerancia es definida como el respeto hacia lo otro o hacia lo que es diferente de lo propio. Es un valor moral que implica el respeto íntegro hacia el otro, hacia sus ideas, prácticas o creencias, independientemente de que choquen o sean diferentes de las nuestras. Por lo tanto, tolerancia también está muy ligada a respeto.

    ¿Qué mejor contexto para hablar de tolerancia que en una novela fantástica en donde distintas razas deben convivir entre sí? ¿Y si además estas razas deben crear alianzas para ganar la gran batalla que se fragua al inicio de sus páginas?

    Así comienza la novela de Carlos Iglesias, El claro de Ozzhar. Una batalla de dimensiones épicas está a punto de comenzar, y el lector debe asistir a ella. Pero esta batalla contendrá distintas razas y criaturas, algunas típicas del imaginario colectivo y otras propias de la imaginación del autor. El autor ya hizo público el deseo que tenía con esta novela: lanzar el mensaje de la importancia de la aceptación y respeto hacia lo ajeno. Convivir, al fin y al cabo, en igualdad.

Alguna de las razas que encontraremos, son:

  •     Enanos: Seres de baja estatura pero muy corpulentos. A los varones les gusta presumir sus barbas largas. Disfrutan de vivir dentro de las montañas, pues son muy hábiles para la excavación y les encantan las piedras preciosas.

 

  •     Humanos: Sus crecientes poblaciones han ocupado grandes territorios en la tierra de Olfsan, donde cuatro reinos controlan los territorios que dominan.

 

  •     Shantales: Seres con características muy particulares. Sus sentidos están mucho más desarrollados que en cualquiera de las otras razas. Les gusta vivir en paz con todo lo que existe en la naturaleza. Tienen una capacidad especial para camuflarse en los parajes naturales.

 

  •     Batrocks: Son seres con garras tan incisivas como espadas, perfectamente afiladas y tan duras como el metal. Sus cabezas y sus cuerpos se podrían comparar con una horrible rata. Sus alas, formadas con ángulos perfectos para el vuelo, tienen un tamaño equivalente a más de tres veces el de un gran toro.

 

  •     Dragones: Seres de un tamaño sorprendente. Caminan con la seguridad que solo puede brindar el conocimiento más antiguo de la tierra y la fuerza más brutal sobre esta.

El claro de Ozzhar

    No deseamos desvelar más razas para que sea el lector quien las descubra por sí mismo. Y también, para que sea el lector quien vaya desanudando el mensaje intrínseco de tolerancia y respeto que hay a lo largo del libro.

El claro de Ozzhar está disponible en Amazon tanto en digital como en papel.

La Reina Lectora

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •