ORBS-ORBES: ¡La otra realidad desconocida! Por Rebecca van Winter

¿Qué son?

ORBES. Dreamstimes.org

Mucho se está hablando de Orbs últimamente… Es normal, cuando un fenómeno es captado por nosotros “personas de a pie” y no se ponen de acuerdo los expertos en aclarar el por qué pequeñas manchas, anomalías visuales inesperadas, aparecen en fotografías y vídeos… da que pensar.

Muchas personas han observado, en grabaciones de vídeo, que esos objetos redondos, esos Orbs, pueden atravesar material sólido: por ejemplo, una pared. Entonces simplemente te quedas sin habla, o los más escépticos no se lo creen pero todos seguimos preguntándonos: ¿Qué son?

Lo cierto es que, gracias a las nuevas tecnologías, a cámaras fotográficas y vídeos digitales, captamos esas “fuentes de energía de distintos colores” de aspecto redondeado y  luminosos en su gran mayoría.

¡Sí! Las he definido como “Fuentes de energía” y mojándome un poco más… “Entes” que conviven con nosotros mucho antes de que existiera el ser vivo.

Los humanos utilizamos el concepto “Ente” como algo “espiritual” pero con forma humana y siento decir que… no es así.

 Hay otras formas de vida totalmente distintas en aspectos y en forma que sobrepasan la imaginación del ser humano de este recién estrenado siglo XXI y no por ello dejan de ser más reales que tú o que yo.

 Esto mismo debieron decir nuestros antepasados en el siglo XIX, cuando sintonizaron y escucharon por primera vez una radio: ¿De dónde sale esa voz que me habla? ¿Cómo puede difundirse la voz? ¿No vemos las ondas magnéticas?

Sin embargo, aquellas personas del siglo XIX y nosotros del siglo XXI seguimos sin ver las ondas magnéticas que se propagan en el vacío y, aun sin verlas, sabemos que es cierto.

Por lo tanto, si deseas seguir leyendo este artículo sin una mente abierta a otras realidades… Desde ya me despido de ti. ¡Un placer!

 Si, por el contrario, deseas que explique otra forma de ver una misma realidad —LOS ORBES— que está ahí, latente a nuestro lado deseando ser “Narrada, descubierta, escuchada como una canción de esa mítica radio”, bienvenid@ a esta versión TOTALMENTE DISTINTA de estos objetos redondeados y de distintos colores.

 Decía que Los Orbs —Orbes en el bello idioma de Cervantes— son Entes vivos, compuestos de partículas minúsculas de energía concentrada que conviven con nosotros mucho antes de que existiera el ser vivo. De tal manera que Los Orbes forman parte del singular engranaje de este planeta.

 Voy a poner un ejemplo sencillo:

 La Exobiología o Astrobiología es el estudio de la posible presencia de vida en otros planetas.

En 1998 NASA creó el Astrobiology Institute en el que participan: geólogos, químicos, oceanógrafos, astrofísicos, biólogos moleculares, zoólogos, paleontólogoset, c. Todos con un fin común: estudiar el origen de la vida y analizar las condiciones que se requieren para la aparición de vida, para que ésta surja en algún lugar del espacio.

 Según los astrobiólogos, la existencia de vida tiene una serie de condiciones consideradas universales.

Estas condiciones universales se toman en base a lo que ya conocemos: la vida en la Tierra. Es lógico:  hay que seguir unas pautas para el estudio y qué mejor que lo ya conocido, la vida en nuestro planeta, aunque los astrobiólogos no dejan de lado que puede haber otros elementos, aún desconocidos para nosotros, que puedan formar reacciones químicas y desencadenar la vida.

¡Vamos, lo de la mentalidad abierta que decía al principio!

 Pues bien, vamos a ver los ingredientes necesarios para que haya vida.orbe azul fuente

Se necesita:

  1. Un líquido donde tengan lugar reacciones químicas y contengan elementos abundantes. Por ejemplo: carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, etc. ( Eso ocurre en la Tierra.)
  2. Que la órbita del planeta se encuentre a una distancia adecuada de su estrella, así la temperatura no sería ni muy alta ni muy baja.
  3. Un campo magnético para desviar las partículas que provengan de su estrella.
  4. Una gravedad adecuada, fuerte, que conserve la atmósfera débil para que no aplaste a los seres vivos del planeta.

 Y lo más importante y en lo que TODOS LOS ASTROBIÓLOGOS ESTÁN DE ACUERDO:

  1. Contar con una fuente de energía casi inagotable que mantenga una temperatura adecuada y que permita la formación de moléculas complejas que comiencen a reproducirse obteniendo energía en las distintas reacciones químicas, favoreciendo y creando los organismos unicelulares. pluricelulares, etc., etc. En definitiva… LA VIDA.

 Un ejemplo más sencillo para explicar este quinto elemento: Sabemos la formula del agua, H2O, pero no sabemos cómo se crea, por qué dos átomos de hidrógeno y uno de oxigeno se unen para obtener y formar agua.

 Pues bien, gracias a la energía que desprenden los Orbes que nos rodean, se hacen posibles las condiciones de habitabilidad especiales que posee la Tierra. Siguiendo con el ejemplo anterior, los Orbes seducen a los dos átomos de hidrogeno y al átomo de oxigeno para que tengan un “Affaire” y se obtenga “Agua”.

 Sí, estás pensando bien… Ese quinto elemento, esa FUENTE DE ENERGÍA CASI INAGOTABLE, son los ORBES.

 ¡Ya! Sé que te has quedado sin habla… A mí también me ocurrió, pero avancemos un poquito más si te parece…

orbes colores Los Orbes no solo participan en la creación de la Vida en los planetas y luego se marchan. Permanecen en él, ayudando a su conservación y a su regeneración. Sin ir más lejos, aviones que han sobrevolado la altitud de la capa de ozono al ser fotografiada ésta, han observado millones de Orbs, muchos más incluso que a nivel de tierra.

Pero los Orbs no solo participan en la creación de vida en un planeta, o ayudan en su sostenibilidad, en la regeneración y conservación de éste.

Todos los orbes, y los hay de distintas clases y tonalidades —más adelante hablaré de ello—, conviven e interactúan juntos en un principio fundamental: El principio de equilibrio para un planeta y todo su entorno.

Los Orbes ayudan y transmiten energía al ser vivo sin depender del tamaño que posean, que puede oscilar desde el milímetro hasta los 100 metros de diámetro. Y ahora viene la pregunta.

¿Y al ser humano? ¿Cómo influyen los orbes en nosotros? ¿Cuántas clases de Orbes hay?

Como he comentado al principio del artículo, los orbes están por todas partes, nos rodean, y, aunque no son visibles a simple vista por los humanos, aunque sí por especies animales —vuelvo a repetir que ahora somos afortunados de poder captarlos gracias a las nuevas cámaras fotográficas o de vídeo—, pero han estado ahí siempre… desde que el mundo es mundo.

Encontramos Orbes de distinta tonalidad y funcionalidad. He aquí algunos ejemplos:

1.    Orbe de luminosidad máxima. Color o tonalidad de luz: blanca intensa

Sin duda estos son los más beneficiosos para el ser vivo porque  expanden y dan energía a ese ser vivo aportando una vitalidad antes inexistente.

La pregunta que surge: ¿Pueden llegar a curar enfermedades? La respuesta es sí, al inyectar en sus células esa energía o simplemente regenerando las células dañadas.

Ya sé que, si eres escéptico dentro de los crédulos, dirás: ¿Esto es imposible? Pero también sonaba a ciencia ficción que aumentando presión parcial de oxígeno en tu tejido humano se pudiera incrementar la capacidad de transportar más oxígeno en sangre regenerando así el ácido láctico y mejorando la circulación sanguínea y el fondo físico y es lo que consigue la Cámara hiperbárica que utilizan deportistas de élite como el futbolista Raúl o el tenista Novak Djokovic.

Sin duda las fotografías que circulan, y son muchas, de Orbes rodeando a personas,  sobre ellas y las que más impactan —por lo menos a mí— pegados, endosados a bebés o recién nacidos, la típica fotografía de “Un halo que protege al bebé”.

Ese orbe blanco luminoso… es una bendición para la persona o bebé seleccionado puesto que la energía que desprende ese orbe en dicha persona o bebé será todo un beneficio para su desarrollo ya que despertará y/o ampliará unas capacitaciones, las más aptas para el ser escogido.

Serán esos típicos genios que de vez en cuando alumbran con su saber a nuestro planeta.

 2.    Orbes de luminosidad alta. Color o tonalidad anaranjada

 Estos Orbs poseen la capacidad de crear comunicaciones con almas, entes o seres de otra dimensión.

Si alguno de estos RADARES ENERGÉTICOS, como los denomino yo, te bendicen con su presencia, se acercan a ti… bienvenido al mundo desarrollado de las  ondas acústicas imperceptibles para otros seres humanos menos afortunados que tú, pero no te preocupes que, como “las meigas… haberlas haylas”.

Podrás captar, percibir y hasta hablar con esas “Almas” o seres queridos que están en otra dimensión.

¡Sí!  Hablo de que tu cerebro podrá o estará capacitado, antes o después, para emitir y recibir mensajes en forma de pensamiento.

La explicación que muchos científicos han postulado es que todos los seres humanos emitimos ondas cerebrales de carácter electromagnético de forma constante en una longitud y frecuencia determinadas que serían nuestras huellas dactilares; es decir, cada ser humano tiene su propio canal, su propia frecuencia de onda, igual que las emisoras de radio.

Los pensamientos o esas conexiones con otras dimensiones se transmitirían en forma de ondas circulares igual que una piedra al caer en un estanque. Desde el otro lado, el receptor captará la frecuencia de  esa onda.

Pero, si quieres un punto de vista físico, la glándula Pineal, esa glándula de la que tanto he hablado en otros artículos, motor indiscutible de mi novela,  será la pieza angular de toda esta activación “Orbe anaranjada” pues encenderá el piloto de captación de ondas.

3.    Orbes de luminosidad azul intensa

 Tiene una función especial que te sonará a ciencia ficción pero también lo era volar para Orbs azullos humanos del siglo I d. C. y ya ves donde estamos.

Decía que los Orbs azules son capaces de viajar más rápido que la propia luz pudiendo abrir agujeros negros y traspasarlos.

Son más pequeños que sus “hermanos” pero su energía está mucho más concentrada. Estos Orbs azules serían el equivalente a las estrellas enanas azules pero con un enorme campo gravitatorio capaz de tragarse, devorar planetas enteros debido a su poder de atracción.

Pero, si esto de por sí es llamativo, te diré algo más:

Son capaces de trasladarnos, transportarnos a otras dimensiones a una velocidad inimaginable en este recién estrenado siglo XXI. ¿Cómo? Introduciéndose en el cuerpo de una persona, absorbiendo a éste.

¡Ya! Ya sé que estás pensando en la película Star Trek o Stargate y que falta decir: “Teletransporteme, señor Spok”, pero… ¿ y si te digo que ya se ha experimentado y se está experimentando con la teletransportación?

Sin ir más lejos, un grupo de científicos e investigadores de la Universidad de Tokio que forman parte de un equipo de genios llamado Grupo Fusawa han logrado llevar a cabo la teletransportación  de cubits, es decir, bits cuánticos.

Es más, en la revista Physical Review investigadores británicos de la Universidad de Cambridge afirman que es posible realizar la teletransportación o construir en un futuro un ingenio que nos lleve de un lado a otro del mundo a la velocidad de la luz en el mundo cuántico.

¡Increíble!

 4.    Orbes de luminosidad escasa. Orbes negros

obrs negroPoco se sabe de la materia oscura y de la energía oscura, esas dos grandes incógnitas, esos retos a los que los científicos se enfrentan y enfrentarán en un futuro.

Hace meses se separaron los dos términos Materia y Energía Oscura.

Si analizamos lo poco que sabemos de ellas, que han dejado ver los científicos, es lo siguiente:

El Universo está formado por:

  • Materia Bariónica o materia normal, átomos, luz, galaxias, gas, polvo, etc., un 5 o 6 %. Es decir, este tipo de materia existe porque ha sido demostrado científicamente, se ve.
  • Materia Oscura, un 30%. Hace relativamente poco se ha demostrado que existe la materia oscura, gracias a los efectos gravitacionales que ejercen las galaxias. Según la profesora de física experimental de la Universidad de Stanford Patricia Bruchat, se ha comprobado que, en las galaxias, las estrellas más cercanas a la masa central rotan más y más rápidas que las más alejadas. Su velocidad es constante y esa constancia es debida a que la materia oscura tiende a alentar el crecimiento de estructuras, a formar cúmulos de galaxias debido a la fuerza de gravitación.
  • Energía Oscura, un 65%, y es todavía más, si cabe…, la gran desconocida. Se sabe que hay una fuerza que es contraria a la gravedad, es decir, hay una fuerza ENORME que se le atribuye a la Energía Oscura que está empujando y hace que las galaxias más lejanas se acerquen cada vez más y más rápido las unas a las otras.

¡Pues bien!  Centrándonos en materia, si antes he explicado la necesidad de que habiten en los planetas los Orbes Blancos para regenerar éste, para expandirse y dar vida… no habría equilibrio en ningún planeta si no hubiera otra energía que contrarrestara la expansión.

Sí, lo estás adivinando: los ORBES NEGROS.  

Un ejemplo sencillo: ¿Te acuerdas del juego de la cuerda? Sí, ese que jugábamos de niños, donde dos equipos tienen que medir fuerzas estirando cada uno de ambos extremos. Lo recuerdas, ¿verdad?

Para que haya vida en un planeta, sus energías deben de estar compensadas.

También se sabe y se comenta que los Orbes Negros son los más peligrosos porque se alimentan de la energía de las energías.

Antes he puesto el ejemplo; si realizamos una fotografía cerca del agua, observamos cientos de energía positiva —orbes blancos—. ¡Pues bien! Si se efectúa una fotografía en lugares llenos de la energía, de las energías, por ejemplo, en algún lugar radioactivo, se observarán estos orbes negro. Y ahora viene la pregunta: ¿Por qué?

Sencillo y lógico: Estos Orbs negros están para equilibrar las fuerzas en un planeta. Ante la liberación de energía peligrosa, como, por ejemplo, “La radiactividad”, acuden a ese lugar miles, millares de Orbes para eliminar ese efecto contaminante en ese planeta. Imagínate un “Come-cocos”, de esos de los años ochenta, comiendo literalmente partículas radiactivas.

También es justo advertir que estos Orbs de color negro son los más peligrosos, ya que, si te cruzas en su camino y acaba de zambullirse, alimentarse de radiación y entra en contacto contigo… malo.

Para terminar de momento con el fascinante mundo de los ORBS, te diré que hasta que la ciencia no avance más será difícil atraparlos y estudiarlos con más profundidad, pero espero que este aperitivo haya servido para abrir boca.

 Rebecca van Winter (marzo 2014)

 Blog de la autora

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 6.0/10 (1 vote cast)
ORBS-ORBES: ¡La otra realidad desconocida! Por Rebecca van Winter, 6.0 out of 10 based on 1 rating
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •