Verónica Victoria Romero Reyes

 
“El domador de versos se pasaba las noches hurgando en todas las basuras del mundo.
El domador cree que las imágenes y las palabras, deben mezclarse en las cenizas de los versos para renacer en la imaginación de los hombres”.
Fragmento sonoro de “Léolo” de Jean-Claude Lauzon.
 

Sólo llego a la Luz domando el verso.

 

¿Quién sabe de la tinta, del tintero

o el desafiante papel en blanco

que troca sollozo en aguacero?

 

Sólo llego a la Luz domando el verso de su sueño.

 

Y aunque no sabe pero siente

el verso amado, en un tumulto silente,

reza en prosodia letanía sin argumento

por dar calma al aire del alma ardiente.

 

Sólo llego a la Luz domando el verso de su sueño en mi espalda.

 

Es en el aire que se escapa mudo de su boca

donde encuentro las razones para avanzar

al paraje insospechado de todo cuanto no me da

y, en su vigilia, no es más que herida viva de nube rota.

¿Dónde dejé yo en blanco el gris maduro de un pergamino

que esperaba mil razones en el día que no llegaba

y llegó a ser una pobre excusa de algo que nunca fue, siquiera, mío?

 

Yo domo el verso para demostrar que en mí

habita ese duende salvaje que todo sabe y todo puede

y es mentira que puedo cuando no me valen

ni los dedos de mis manos abiertas para aplaudir.

 

Y al final, como cada día, las evidencias:

Hoy estoy mejor sin mí.

 

 

Verónica Victoria Romero Reyes
Atraméntum.
Derechos registrados
.
Blog de la autora

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
Domando el verso. Por Verónica Victoria Romero Reyes, 10.0 out of 10 based on 1 rating
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •