Desarrollo sostenible en Ronda. Por Paco Rojas

Ronda
MANIFIESTO.
Hay hombres que luchan un día y son buenos.
Hay otros que luchan un año y son mejores.
Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos.
Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles.

Con estas palabras de Bertolt Brecht comienza uno de sus poemas. Pensamos
que se les pueden aplicar a un grupo de personas que están siendo sometidas
a presiones de diversa índole simplemente por ejercer su derecho a discrepar
de un determinado modelo de desarrollo.

Por ello, los abajo firmantes, relacionados de una u otra forma con la
Serranía de Ronda, con el presente manifiesto declaramos nuestra absoluta
identificación y solidaridad con quienes están siendo presionados y
denunciados por ejercer un derecho básico constitucional como es la libertad
de opinión y de expresión. La defensa de nuestro entorno ha sido lo que ha
provocado que haya personas denunciadas: ciudadanos honrados, vecinos de
Ronda y de la Serranía que ejercen sus actividades con profesionalidad y
respeto escrupuloso hacia todos. Nosotros, como ellos, ejercemos nuestro
derecho a discrepar y estamos de acuerdo con sus actuaciones y su línea de
trabajo. Los ataques a que están siendo sometidos en un vano intento por
silenciarlos, las difamaciones, las calumnias, las denuncias para
intimidarles, etc. las interpretamos y sufrimos como si fueran hacia
nuestras personas.

Estamos convencidos de que existe un modelo de desarrollo diferente al
patrocinado por los promotores de los campos de golf y de las
macrourbanizaciones que los acompañan, un modelo acorde con las
peculiaridades de nuestra comarca, basado en el uso racional de sus recursos
naturales y en el mantenimiento de los mismos para garantizar el futuro de
las generaciones venideras, que es la base fundamental del desarrollo
sostenible. El modelo que se nos quiere imponer a base de cheques, no es
sostenible, y ni siquiera es desarrollo, es destrucción y sus efectos son
irreversibles. Pan para hoy y hambre y sed para mañana.

Propugnamos el equilibrio entre la naturaleza y la actividad humana y
pretendemos que no desaparezca la identidad de la población agrupada en
núcleos cohesionados y perfectamente adaptados al paisaje hasta tal punto
que forman parte indisoluble de él. El crecimiento artificial y forzado que
provoca la construcción desenfrenada contribuye a destruir nuestra identidad
y genera un enorme consumo de recursos como agua, energía, paisaje, etc.

No ignoramos que el poder económico y político de los que promueven este
tipo de actuaciones es inmenso, a raíz de las noticias que continuamente
aparecen en los medios de comunicación sobre escándalos urbanísticos, y que
enfrente sólo estamos ciudadanos “insolventes”, como nos calificó un
concejal del Ayuntamiento de Ronda, pero seguiremos en nuestra lucha porque
estamos convencidos de que es justo y que la razón nos asiste.

Por último terminamos haciendo nuestras las palabras de Jaume Terradas,
postulando por el desarrollo integral del ser humano, cuando dice que
“deberíamos tratar de adoptar un comportamiento superior al del cerdo que
come bellotas, pero ni considera el sol que les dio la vida, ni la
influencia de los cielos por la cual se nutrieron, ni la raíz misma del
árbol de donde surgieron”.

Envía tu adhesión a:
Paco Rojas

2 comentarios:

  1. Juan de la Cabada, Emmanuel Matta, Norberto Pizarro, Pablo Neruda y Mark Taiwan, ¿alguien sabe sus verdaderos nombres?
    Son escritores, creo, e spara un trabajo escolar, ojalá haya respuesta…

  2. Puede que sea de interés al hilo del tema, por eso dispongo aquí de un enlace a una empresa que crea y fabrica contenedores especializados para recogida selectiva de residuos en viviendas.

    Tienen contenedores que hacen cumplir la normativa del código técnico sobre el trato de los residuos en hogares.

    http://www.cervicenvironment.com

    Espero ser útil.
    Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *