La era de Acuario (por haddass)


Por primera vez no tengo empacho en hacerle publicidad a una marca de refrescos y, en afirmar que me parece una idea estupenda dar mensajes positivos entre los miles de anuncios de espejismos y mentiras que vemos a diario en la TV vendiendo el éxito fácil, el cuerpo perfecto, el dinero rápido y una suerte de talismanes para ser espectaculares en 24 horas. Y lo más curioso es que hay quien se lo cree.

Efectivamente estamos en la “Era de Acuario”. El ser humano tiene capacidad para hacer muchísimas cosas, impredecibles, increíbles y monumentales. Y hay miles de ejemplos en el mundo, pero curiosamente no se encuentra ningún reportero filmándolas. Hay muchos estudiantes sacrificados que trabajan y se pagan sus estudios en contra de la marea reinante de gandulería y ostracismo, muchos jóvenes que se abren camino en especialidades FP modestas luchando con criterio contracorriente en esta desenfrenada carrera de licenciaturas y masteres a todo trapo, sin objetivo ni ilusión alguna.

El verdadero éxito radica en sentir lo que se hace, hacerlo guiado por la pasión y el ímpetu de la aventura y de riesgo (aprender es una aventura interminable). La ilusión de conseguir algo más que dinero y posición social. Eso vendrá como añadidura si estamos dispuestos al esfuerzo y el sacrificio cotidiano perseverando en nuestra iniciativa. Además el verdadero éxito solo consiste en la satisfacción del logro de la empresa personal, la conciencia de haber conseguido algún reto por nuestro propio esfuerzo. Quien prueba esa sensación, no puede olvidarla jamás. Solo que hay veces que es preciso esperar para saborearla.

Ahí está Justo Gallego, un ejemplo de ilusión, esfuerzo y perseverancia. Un modesto labrador que no puso limite a sus sueños ni al esfuerzo necesario para conseguirlo.

Y yo desde aquí pienso ayudarle a construir su catedral. Porque si alimentáramos más los sueños que construyen, es posible que podamos alguna vez cambiar el mundo.

No dejes de visitar Aquarius es justo

Justo, tu si eres espectacular. Gracias por el ejemplo.

Saludos a todos

Haddass

4 comentarios:

  1. Pues sinceramente creo, que este hombre JUSTO GALLEGO, es un ejmeplo de tenacidad y persistencia, pero nada más.
    Entiendo un poco de construcción y lo que he visto en las fotos (porque no he tenido la oportunidad de verlo in situ), es una verdadera barbaridad. No entiendo como el Ayuntamiento ha permitido tal aberración al lado de viviendas unifamiliares (como se ve en las fotos).
    Tal y como veo la infraestructura de la cimentación, pilares y herrajes de los mismos, así como la calidad del hormigón empleado, gestión de escaleras y bases de las mismas, no entiendo como no se le ha caído encima ya.
    Además, creo que este hombre será un santo, pero se le va la olla desde hace mucho tiempo.
    Saludos.

  2. No entiendo nada de arquitectura Dandy, no se si la cimentación es buena o mala.Si se derumbará finalmente o no.
    No hablo de la catedral, sino del personaje que no es en absoluto santo ni ningún prodigio humano. Es un ser humano sencillo y eso es lo importante. Que cualquiera puede hacer,si está dispuesto a sacrificarse por su sueño.
    También hay sueños que se derrumban.Y edificios con todos los permisos, y diseños pertinentes que se van al suelo. Pero no haberlo intententado siquiera,es el mayor de los fracasos.
    Afortunadamente a algunos personajes se les va la olla de vez en cuando. Newton y Einstein parece que tenian cierto grado de autismo. Beethoven compuso su novena sinfonia ya completamente sordo.En fin,mil ejemplos más de que hay que estar lo suficientemente “loco” para tener alguna idea propia imnovadora que no se ajuste solo a lo convenientemente establecido.

    Saludiños

  3. Hablando de autismo (ahora que me lo recuerdas): creo que mi jefe también tiene algo, pero no escribe nada, ni edifica nada, sólo lo utiliza para mortificar a la gente que le rodea. Pero en fin, así es la vida.
    En cuanto a ser un ser humano sencillo, modesto, humilde, justo, educado y sabio; pues, no es nada fácil y a veces nada conveniente. Otra cosa es, el estar continuamente intentando serlo.
    Si he de serte sincero, te diré, que mis mejores poemas los escribí en la peor época de mi vida, cuando la esperanza pierde la cordura y se lanza al azar, en busca de algún pequeño mástil flotante, donde poder agarrarte fuerte para no hundirte en el mar de los sinsabores.
    La vida en sí, es un sueño, y constantemente hay quien muere por él. ¡¡Cuántas veces me ha pasado La Parca de largo!! Soy un filósofo de la vida, que vive precisamente de sueños e ilusiones, pero procuro no perder el rumbo, puesto que hoy, ya tengo a gente que me espera.
    Nunca confundiré la cordura poética, de la cordura real y en eso baso toda mi experiencia de casi medio siglo.
    Para mi Vicente Ferrer, hace una buena obra, pero Justo Gallego, sólo navega entre el egoísmo y el egocentrismo.
    Creo que para hablar con Dios, no hacen falta catedrales, y menos mal cimentadas. Seguir el ejemplo de Cristo, no es precisamente construir catedrales para adorarlo, lanzando homilías desde un palco, donde singulares togados fanáticos creen poder arreglar el mundo.
    Construir la obra de Dios, no es construir una catedral.

  4. Dandy yo no puedo juzgar los sueños de los demás.Ni sus motivos ni sus intenciones.
    Simplememte creo que es bueno soñar despierto e intentar
    conseguirlos, creer que son posibles y saber que el esfuerzo y la persistencia,la pasión y cierta vehemencia
    son algunos ingredientes. Cierto que hay que acompañarse de una buena brujula. Pero no soñar, es estar un poco muerto. Así lo veo yo.
    Yo solo me planteo si quiero ayudar o no a otro a conseguir su sueño. Los demás planteamientos son cosa del interesado.Igual que su éxito o su fracaso.

    Mas besiños.
    haddass

Responder a Dandy Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *