Cánidos y Literatura. Por Andy García

Me parecía adecuado crear esta entrada en homenaje al perro, ese “amigo fiel” e inseparable de su dueño. Y su papel desempeñado en la Historia y Literatura, desde Homero hasta nuestros días, repasando un poco la historia de los cánidos.

Y la mejor manera de hacerlo a mi parecer, es comenzando con el bello epitafio que reza en el mausoleo de “Boatswain”, el perro de Lord Bayron:

Epitafio perro Lord Byron

«Aquí reposan los restos de una criatura que fue bella sin vanidad,
fuerte sin insolencia, valiente sin ferocidad
y tuvo todas las virtudes del hombre
y ninguno de sus defectos. Este elogio sería insignificante sobre cenizas humanas».

Creo que no se puede plasmar mejor las cualidades de un perro.

El perro en la prehistoria

prehistycaza

 El encuentro del perro con el hombre comienza en Europa en la era intermedia entre el paleolítico y el neolítico, hace unos quince mil años, es probable que descienda del Tomarctus, predador abuelo del lobo y del chacal.

El perro doméstico o Canis familiaris, denominado de esta forma por Linneo un naturalista del siglo XVIII y pertenece a la familia de los cánidos.

Este contacto entre el hombre y el perro se mantendrá por miles de años y se irá haciendo cada vez más íntimo como se manifiesta en la era actual, donde el perro se lo considera por la sociedad de muchos países como un miembro más de la familia que eligen convivir con él.

 

El perro en el Antiguo Egipto

Los perros y también los gatos, tuvieron una presencia importante en la civilización egipcia, Anubis, el dios de los muertos, no se ha determinado si era un perro o un chacal aunque ambos están emparentados, pero algunos arqueólogos han adoptado la versión de que estaba representado por un perro aunque muchos egiptólogos están convencidos que Anubis era un chacal, o lobo.Egipto Otro dios representado por un perro era adorado en la ciudad de Abydos llamado Khentementin; en Assiut en cambio, había un dios-chacal, Upuaut.
Indudablemente en el antiguo Egipto, los cánidos tenían cierta predilección con todo lo relacionado a difuntos, se cree que era por el hábito de los perros de vagabundear por la noche en los cementerios.

Hacia el final de la V dinastía el prestigio de Anubis disminuye en el ámbito funerario, probablemente por el aumento de prestigio de Osiris que eclipsa a Anubis, aunque por supuesto por las características conservadoras de esta civilización esta preponderancia de un dios sobre otros lleva varias dinastías.

ANUBIS

Fueran molosos o lebreles, los perros en Egipto eran respetados y estaba prohibido matarlos y se condenaba esta actitud con la pena de muerte y el maltrato de animales se lo penaba con castigos corporales, los arqueólogos los han encontrado momificados junto a la tumba de su amo que tenían un gran cariño por sus perros ya que no eran sacrificados en el momento de su muerte sino que eran momificados (ver imagen) y depositados cerca de la tumba una vez que dejaran de existir por muerte natural, se los lloraba y se llevaba luto en su honor tanto como a su amo.

El perro en Grecia

 

220px-William-Adolphe_Bouguereau_(1825-1905)_-_Homer_and_his_Guide_(1874)

Homero, cuenta la historia de “Argos”, el perro de Ulises, que entristecido por la partida de su amo, lo esperó, lo reconoció a su retorno y muere de alegría, claro podemos suponer que Ulises faltó 20 años de su tierra y el perro al llegar a esa edad ya era todo un mérito porque no viven más de 14-15 años, es probable que su envejecido corazón no soportó la emoción de volver a ver a su amo.

Referencias http://perros.mascotia.com/razas/historia-del-perro

Autor: MV Enrique L. Fernández De Vanna

Los perros y la Literatura

 

clara

Miguel de Cervantes en “Coloquio de los perros” describe en los primeros pasajes de la obra cómo la figura de un perro en la tumba de los esposos simbolizaba que “esa unión guardó en vida amistad y fidelidad inviolable”.

Charlas-con-Troylo

Diversos autores reflejan en sus obras su experiencia a la hora de compartir su vida con un perro. Antonio Gala en su libro “Charlas con Troylo”, no puede ser más elocuente al dirigirse a su adorado can: “En los últimos diez años Troylo, ¿qué no hemos compartido? Más sabes tú de mi que quienes me rodean, más que los periódicos, que mis comedias, más que mis poemas donde parece que se vierte como en un vaso de cristal, el alma”.

diario_de_un_cazador

Gala hizo la siguiente reflexión; “me es muy difícil concebir a un niño sin un perro; sin la responsabilidad de hacerse cargo de él; sin la conversación secreta y cómplice entre ambos; sin la jadeante espera del animal a su menudo amo, que crece junto a él rodeado de un respeto fervoroso, devoto y jaranero. No encuentro mejor forma de educar a un niño que la de encomendarle el perro que él elija, para que aprenda a su través de imprescindibles lecciones del deber y de la solidaridad”.

“En la literatura, la compañía del perro ha sido siempre más positiva que negativa”, afirma Miguel Delibes, donde reflexiona en su obra “Diario de un cazador”, que difícilmente podría entenderse mi vida y mi escritura sin la presencia del perro”.

luna_de_lobos

tombuctú para RESEÑANDO

En las obras “Luna de Lobos” y en “La Luna Amarilla” de Julio Llamazares, se refleja la presencia de Bruna, una perra que lo acompañó durante años y que confiesa le enseñó a mirar el mundo desde otra perspectiva. En el libro “La Luna Amarilla” el protagonista y su perra son los últimos habitantes de un pueblo que al igual que el que vio nacer al escritor, están hoy abandonados. Hombre y perro son testigos, cómplices y compañeros en un tierna y trágica historia, aferrados a la voluntad de morir en el lugar que los vio nacer.

En Tomboctú de Paul Auster , un perro es el protagonista y guía de la historia. “Mr Bones”” olfatea las zonas a descubir e interpreta al mundo con una sensibilidad muy canina en una luminosa fábula.

espacio-y-tiempo-flush-memorias-de-um-cao-virginia-woolf

Juan Ramón Jimenez, en “Espacio” resalta el papel de un perro de compañía que lo hace todo por el amo.

Y fue la de un perro la biografía escrita por Virginia Woolf (1882-1914), en “Flush”, in

spirada quizás de su propia experiencia con su adorado cocker Pinka , donde el protagonista y su ama, la poeta victoriana Elizabeth Barrett Browning envejecen juntos.

Y aquí os dejo una bella y sabia frase del genial Kafka:

perro-kafka

“Todo el conocimiento, la totalidad de preguntas y respuestas se encuentran en el perro.” – Franz Kafka

418MPHFTA5Lde_la_tierra_a_la_luna

Julio Verne en varias de sus novelas incluye a un perro, aunque no como protagonista en sí, el can forma parte importante de la historia. En su novela “De la Tierra a la Luna” embarca en la nave a una perra de nombre Diana, y a un perro llamado Satélite.

Jack London en “Colmillo Blanco” defiende la condición animal contra la barbarie de los hombres”

El perro de los Baskerville

Conan Doyle en una de las aventuras de Sherlock Holmes confía el título y la trama a un can: “El perro de los Baskerville”

********************************************

Para terminar un poco de humor con mi perro Toby:

índice2

 

índice

Leyendo una de mis novelas, y parece que le gusta ji ji

Pasando a la página siguiente.

Y recuerda, nunca le abandones, él,  jamás  lo haría.

Andy García

Andy García

Nacido en Málaga el 09-01-69, gran aficionado a la literatura, su incursión en el mundo de la escritura fue fruto de una frase del poeta inglés William Cowper, la cual decía: ” Quien lee mucho, intentará algún día escribir”. Y en su caso nada más categórico, al igual que su frase preferida dicha por Oscar Wilde: ”No existen más que dos reglas para escribir, tener algo que decir, y decirlo” Ha pertenecido a la “Asociación Malagueña de Escritores”, a la cual, les manda a todos sus miembros un fuerte abrazo y en especial a su presidente Dº Alfonso Villegas, por su trato y amistad ofrecida.

Un comentario:

  1. Hola Andy, muy buen artículo acerca de los perros en la literatura. Me he enterado de cosas que no sabía, Muchas gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *