La última estación. Por Francisco Gragera

La última estación. Por Francisco Gragera

 

La última estación

 

Quiero ser como el amanecer
con tu silencio en mis espaldas
Quiero ser como tu anochecer
Acurrucando mi cuerpo, a tu mañana

Quiero amar, sin pedirte permiso.
dejando caer la lágrima que alivie
mi rostro envejecido, surcando los arrullos
perdidos en la sima, buscando un nido.

Prefiero sendero y final, que no puente.
Subir a la montaña infinita
En dónde el torrente descargue con fuerza,
y estrelle sus aguas en mi corazón sin límites.

Caerme y levantarme a cada paso
extraviando la mirada en el espejo de los Dioses
con el sólo límite de mi imperfección
sin tapar las miserias de una vida que pide ayuda.

Ya sé que quizás no sea yo, aquel que tu soñastes
Pero en el final del largo recorrido de mi vida,
entiendo que mis sueños solo fueran tuyos
y en la última estación, te devuelvo lo que fué tan puro.

 

 

Francisco Gragera
Junio del 2011

Acurrucado en el hueco de tu mañana.

La última estación. Por Francisco Gragera, 10.0 out of 10 based on 1 rating
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un comentario:

  1. Que bonitas cosas pones, no dejas de sorprender a los que te conocemos

    Jose

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *