No me importa noviembre.

noviembre

 

No me importa que te llames noviembre.
No me importa que la lluvia, que el frío,
que las nubes se lleven tu nombre,
que tus días duren lo que dura un mal beso,
que tus noches recuerden al sueño postrero.

No me importa, noviembre,
aunque los calendarios se tiñan de penumbras,
aunque los bosques sufran su agonía,
y se desangren las ramas hoja a hoja,
aunque descargues tus treinta puñaladas sobre el alma,
aunque el dolor, aunque el llanto, aunque los hospitales
todos sepan que acechas detrás de cada esquina.

No me importa, noviembre,
aunque trataste un día de borrar mi memoria,
de dejarme sin huesos, de reducirme a polvo,
no me importa tu tacto venenoso,
tu voz que sabe a sapos y tu aliento fatal,
ni el agujero negro de tus tardes.

No me importas, noviembre,
porque allá en la distancia, siempre nos queda abril.

© Juan Ballester Palazón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *