Tregua. Por Ángel V. Díez

Tregua

TREGUA

… y se hizo el silencio.

Una brisa ligera

barre el polvo en las calles.

El cielo tiñe azul.

Camina entre ruinas

y de pronto…

aquel temblor del alma,

y la arritmia en el pecho,

porque ella estaba allí,

aún estaba allí, y sonreía..

¡Era tan hermosa!

Como Diosa surgiendo del vientre de la Tierra.

Y extendió, al fin, los brazos.

Antes que todo vuelva:

la oscuridad y el miedo,

y la angustia.

y la muerte…

 

Ángel V. Díez

Blog del autor

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Un comentario:

  1. Cuanto verso trascendente y con tanta sensibilidad. Siempre me tocas el alma Ángel.
    Besos

Responder a Luisa Núñez Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *