Presentación de «Versos perversos en la cubierta azul del “Mato Grosso”» de Elena Marqués

Versos perversos en la cubierta azul del Mato Grosso

Doy por hecho que ya lo sabéis (las redes sociales nos avisan de todo y una tampoco es muy discreta), pero no me resisto a compartirlo con vosotros a través de nuestra Casa común.
Me resulta imposible parar de escribir, incluso de repasar lo ya escrito con ramalazos de cariño y de ternura, y, aunque este texto es algo antiguo, ve ahora la luz después de un tiempo precioso que lo he dedicado a otros asuntos. Como diré en las palabras que ya tengo preparadas para el acto, muchos y variados, esos asuntos, menos hacer poesía (y política).
En fin, yendo al grano, el viernes, 17 de octubre, a las ocho y media, en el restaurante Carlos Baena de Sevilla (c/ Rastro, 28), nos reuniremos para «bautizar» esta novelita, botaremos estos Versos perversos en la cubierta azul del Mato Grosso con el deseo de que llegue a buen puerto y que ese no sea otro que el de vuestros ojos ávidos de aventura y esa imaginación celeste que nos mantiene vivos.
Si a alguno no le cae muy lejos el punto de reunión, allí estaremos.
Un abrazo.

Elena Marqués

Elena Marqués

 

Elena Marqués

 

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

9 comentarios:

  1. Pena no poder estar allí poeta, porque si como narradora eres grande, como poeta, para mi, imprescindible.No en vano algunos de tus versos son parte de mi audio-vídeo de cabecera. Como ese “Tardes de lluvía” al que puse voz (malamente) y que escucho muchas, muchas veces.

    http://canal-literatura.com/blog/multimedia/tardes-de-lluvia-por-elena-marques-nunez-tercer-premio/

    Besos

  2. Pena, sí, tan lejos…

    Al menos, ya lo he pedido y espero tenerlo pronto en mis manos.

    Mucha suerte y muchos besos.

  3. Yo también lamento no poder estar presente en ese bautizo, pero te mando todo el cariño y mi más sincera felicitación. Voy a tenerlo enseguida para disfrutarlo. Un abrazo.

  4. Ángel Guardiola

    Me lo apunto para mi lista de lecturas pendientes. Enhorabuena y suerte en la presentación.

  5. Quizás al final pueda ir, pero, en todo caso, te deseo mucho éxito; y espero la suerte de poder leerte.

    Muchos besos, Elena.

  6. Muchas gracias, amigos. Vosotros estaréis allí, conmigo, cuando empiece a hablar muy rápido por los nervios. Me acordaré de vuestros bosones e intentaré tranquilizarme y corregirme. Qué menos se espera de una que tiene esa función. (La de la corrección. No sé si la tranquilidad es una función o un estado inalcanzable.)
    Miles de besos para cada uno.

  7. A esa hora, estaré donde me dijiste que podría encontrar tus libros en mi tierra, enviándote todo mi cariño. Mucha suerte, aunque no la necesitas.

  8. Muchas gracias, Cristina. Ya de vuelta hoy, cansada pero satisfecha.
    Espero que tú no te canses al leerme ni te marees mucho en la cubierta del Mato Grosso.
    Un abrazo.

  9. Yo me mareo en la bañera, pero lo voy a leer, aunque bien agarrado al brazo del sofá.
    Un fuerte abrazo, Elena, y toda la suerte del mundo para esta nueva realidad tuya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *