Lágrimas. Llorar no es lo mismo que llorarte

Lágrimas. Llorar no es lo mismo que llorarte

Lágrimas. Llorar no es lo mismo que llorarte

¿Por qué, ahora,

todas las canciones que oigo

me recuerdan a nosotros…?

 

Lágrimas (las mías):

agua que sirve

para limpiar

la suciedad

de mis recuerdos y

del salón.

 

Más lágrimas:

humedad que

me riega el patio y

las macetas

(un día me nació

un pez en la

hierbabuena de

tanto riego).

 

Y a veces,

(esto no suele

suceder

pero es divino

cuando me pasa)

mis lágrimas,

las mismas

de antes

pero más dulces:

lluvia que

me anega

de ternura

las arterias

hasta reventármelas

como una manguera

a presión.

 

Creo que tú,

(aunque no llores)

tienes mucho que ver

con ellas.

 


Yolanda Sáenz de Tejada
Colaboradora de esta Web en la sección
“Tacones de Azucar”

Blog de la autora


De mi libro “Diario de un desembarco”, de Huerga y Fierro.

Reconozco que llorar de felicidad no suele suceder, pero cuando te llega, sientes la fuerza entera del universo dentro de ti.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)
  •  
  •  
  •  
  •  
  •