Add Me!Cerrar menu de navegación

Página destinada al 9 Certamen de Narrativa Breve 2012, relatos, ganadores, entrevistas, noticias, finalistas, crónicas, literatura,premios.

Add Me!Abrir menú de categorías

180- Jazz, swing, jazz. Por Fanny Prices

No toquen esta pieza r√°pido.

Nunca debe tocarse r√°pido un ragtime.

SCOTT JOPLIN

 

 

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Lustr√≥ los zapatos de baile con energ√≠a, estir√≥ sus pulgares bajo los tirantes y dijo frente al espejo marcando mucho la ese final: jazz. No era guapo, no ten√≠a los dientes blanqu√≠simos, pero √©l era Johnny y nadie, nadie, entend√≠a como √©l de swing. Eso bastar√≠a para conquistar a la inalcanzable Susan. Repiti√≥ los pasos con la mejor de sus sonrisas: patada, salto, arrastro y giro. Jazz. Los zapatos nuevos eran fant√°sticos, el alza en uno de los tacones apenas marcaba su cojera. Los prob√≥ otra vez. Jazz, dijo, y levant√≥ a lo conquistador varias veces las cejas. Esa noche ir√≠a al club, pedir√≠a una copa, tal vez dos, buscar√≠a con la mirada a Susan y seguramente se quedar√≠a prendado un instante por como a ella, en la pista de baile, no le hac√≠a falta ning√ļn foco para brillar. Porque Susan, Susan era una diosa: Rita, Marilyn, Audrey‚Ķ Las tres, las tres en la misma partitura; por las ondas de su pelo, por la forma que el tul de la falda ebull√≠a al comp√°s de sus saltos, por c√≥mo, al son de la orquesta, volaba elegante en cada giro. Y sus ojos, sus ojos inundaban de mar ese s√≥tano en esa ciudad tan ca√≥tica y gris. Un mar azul, bamboleante, al ritmo del saxo, al ritmo del jazz. Tendr√≠a que hacer cola para llevarla hasta el centro, s√≠, ser m√°s √°vido que todos los dientes blanqu√≠simos que con esos pasos impecables, cada noche, la zarandeaban en la pista. Pero eso no era swing. Ella a√ļn no lo sab√≠a. Y es que √©l era Johnny, no ten√≠a la sonrisa perfecta, pero s√≠ zapatos nuevos y nadie, nadie, sent√≠a el swing como √©l. Jazz.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Se puso nervioso al llegar al club. Hab√≠a m√°s dientes que nunca merode√°ndola. Pidi√≥ un Manhattan, se sent√≥ en un rinc√≥n y, sin perderla de vista, dej√≥ que la m√ļsica lo envolviera. Jazz. El piano del ragtime le dio la orden. Johnny se acerc√≥, despacio, tratando de cojear lo menos posible, aunque los zapatos nuevos le empezaran a rozar el tal√≥n. Vamos, Johnny, se dijo, ens√©√Īale tu swing.¬† Cuando estuvo frente a Susan, las manos, las manos le sudaban sin remedio. Se las limpi√≥ disimuladamente en el pantal√≥n y dijo con voz tr√©mula: ¬Ņbailas? Susan lo mir√≥ de arriba abajo con el ce√Īo fruncido, pero encogi√≥ los hombros y tom√≥ la mano de Johnny para levantarse. Los focos, los focos los guiaron hasta la pista y las notas de la trompeta incrementaron el ritmo. Muy r√°pido, pens√≥ Johnny. Susan empez√≥ a saltar. Patada, salto, arrastro y giro. M√°s r√°pido, implor√≥ a su pierna corta. Pero su patada, demasiado lenta, acab√≥ en la espinilla de Susan. Salt√≥ y la arrastr√≥ hasta que sus piernas se liaron en el giro y la diosa, la diosa acab√≥ rodeada de tul en el suelo. La sonrisa m√°s blanca del mundo la rescat√≥, se la llev√≥ con un swing perfecto, y Johnny, Johnny sali√≥ de la pista cojeando m√°s que nunca. Jazz.

¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬†¬† Pidi√≥ otra copa y, desde la oscuridad de su rinc√≥n, admir√≥ lo que nunca podr√≠a tener. La orquesta dej√≥ de tocar. Cinco minutos, anunciaron. Sentado, en silencio, Johnny se fij√≥ en sus zapatos nuevos. Se afloj√≥ un poco los cordones y dio un √ļltimo trago sin dejar de mirarla. Entonces, el piano comenz√≥ a llenar otra vez y muy lentamente su mundo. Johnny cerr√≥ los ojos. Se dej√≥ ir. Sin poder evitarlo, su pie empez√≥ a zapatear en el sitio al ritmo del saxof√≥n y sus hombros, sus hombros a viajar por libre. ‚ÄĻ‚ÄĻSomewhere beyond the sea, somewhere waiting for me‚Ķ‚Äļ‚Äļ, le dijo Frank. Jazz, le contest√≥ Johnny, y busc√≥ desde el sitio a Susan. ¬°No!, se quej√≥, eso no es swing. No lo pens√≥ dos veces, solo se descalz√≥ y se dirigi√≥ al centro de la pista. Secuestr√≥ a Susan y sostuvo con determinaci√≥n una de las manos de la diosa sobre su pecho. Ella trat√≥ de zafarse, pero Johnny, Johnny no se lo permiti√≥. Estudi√≥ sus ojos. S√≠gueme, le dijo. Y sin separar los pies del suelo, comenz√≥ a moverse de un lado a otro, al son, con el comp√°s propio de una ola que desea elevarse desde lo m√°s profundo del oc√©ano. Jazz. Susan, Susan se abandon√≥ a su ritmo y Johnny, Johnny, ya encumbrado por la explosi√≥n de notas de todos los instrumentos, le susurr√≥: t√ļ eres swing. Luego, le dio un beso en la mano aprisionada, la solt√≥ con suavidad y, rompiendo todas las normas del swing, sali√≥ de la pista con un relajado vaiv√©n, al ritmo, siempre, siempre al ritmo, sin disimular ni un √°pice su cojera y sintiendo, como no pod√≠a ser de otro modo despu√©s de ese swing, toda la fuerza del mar sobre su espalda. Jazz.

80 Comentarios a “180- Jazz, swing, jazz. Por Fanny Prices”

  1. La Morisca dice:

    Mil jazz!!

  2. La morisca dice:

    Voto por este relato

  3. Alfred Hitchcock dice:

    Mucha suerte

  4. Alfred Hitchcock dice:

    Voto por este relato

  5. El asesino de Morfeo. dice:

    Ahí te dejo todas mis estrellas, haz con ellas lo que quieras y sigue haciéndonos bailar.¡Jazz!

  6. Nairobi dice:

    Hola, Fanny Prices:

    enhorabuena por este relato cargado, y bien cargado, de swing.
    Las descripciones del ambiente, de los gestos y de las sensaciones me parecen buen√≠simas. Fluyen como la m√ļsica y hacen que te sientas dentro de esa sala de baile.
    Y al final, ¬Ņpara qu√© intentar ser algo que no se es? Nunca funciona. Pero cuando uno se despoja de los artificios y, sencillamente, hace lo que siente sin censuras (o, lo que es lo mismo, se deja llevar por el swing), entonces transmite y consigue embravecer incluso al mar m√°s calmado.

    Solo apuntar, si me lo permites, que las intervenciones de los personajes (interiores o no) deberían ir entrecomilladas mejor que en cursiva.

    Por lo dem√°s, estrellas, Jazzzzzzz y ¬°buena suerte! ūüôā

    Nairobi

  7. leforeverdelamari dice:

    Siento reconocer que he pasado bastantes veces de largo por su relato.Y por qué?.Porque bajaba la escalera y veía asombrada lo bien que bailan todos estos plumillas.De qué época son? porque yo sólo sé baílar el chiki chiki de chikilicuatre.

    La verdad es que a m√≠ las americanadas no es mi estilo, yo me tiro por el tango porque es mu ” sensual” y de vez en cuando ba√≠lo lo de la mayonesa que tambi√©n tiene su ” mene√≠to”.

    Esto no ser√° un certamen de la tercera edad? jejejej

    La verdad es que no sabía qué decir porque estaba ya todo dicho.Aunque sinceramente yo prefiero tomarme un yintoni oyendo un saxo describiendo en el aire una nota musical, a medía luz y con mis medias de red ( maromo incluido a mi lao).

    Estoy fascinada después de leer.

    lamari

  8. rulfo dice:

    No entiendo casi nada de jazz, swing y todos esos bailes nocturnos (bueno esto lo supongo porque nunca he visto a nadie durante el día). Pero el texto me ha sonado bien. Manejas correctamente el léxico apropiado para este tipo de fantasías. Las frases cortas y una estructura muy cerrada alrededor de lo que deseas contar.
    Felicidades Fanny Prices

  9. jazzmina dice:

    Casi has hecho que empezara a danzar en medio del sal√≥n. Por lo que he podido leer, alguien que te conoce dice que llevas el ritmo en el alma. Pues empiezo a notarlo yo tambi√©n. Aunque tendr√≠a que cambiarme de zapatos y de indumentaria. Muy bueno y apabull√°ndonos con ese jazz que parece ser tu vida (¬Ņo s√≥lo la del prota?)
    Enhorabuena

  10. Miliki dice:

    Jazz¬°¬° baile , Jazz¬°¬° uauu¬°

  11. Hóskar-wild is back dice:

    Un poco m√°s de humo en la atm√≥sfera no hubiera venido mal. Se han cargado estos locales con la prohibici√≥n de fumar y no es lo mismo; no, no lo es. Gracias por llevarnos a ese lugar que debe de existir ‘… beyond the sea’ a golpe de saxof√≥n y piano. Suerte.

  12. camino a la cima dice:

    Fanny Prices, he estado un rato “bailando” en la pista con Johnny y, como a √©l se me han suavizado los complejos.
    En bueno, hace pensar.

  13. Lennon dice:

    Me vuelvo a pasar por aquí para dejarte mis estrellas. ¡Felicitaciones de nuevo!

  14. Pigmalión dice:

    Por supuesto que tienes mi voto y bien de estrellas.

  15. Pigmalión dice:

    Has conseguido que me ponga a bailar leyendo tu historia. Suerte.

  16. Hombre sin abrigo dice:

    Pero por supuesto que voto por este relato. No podría ser de otra manera. Saludos cordiales y mucha suerte, Fanny.

  17. Bons√°i dice:

    Fanny Prices:

    Porque eres Jazz y me lo has hecho vivir…
    Para ti mi voto con diez estrellas.

    Un abrazo.

  18. La se√Īorita Bennet dice:

    Voto por el ritmo de este relato.
    Un beso

  19. sacha dice:

    Por una vez me salto el orden cronol√≥gico en la lectura. Lleg√≥ la m√ļsica y no supe resistirme.
    Sólo escucho jazz, nunca lo bailo y sé que ya no podré hacerlo por respeto a Johnny.
    El recurso de empezar una frase con la misma palabra que termina la anterior es todo un comp√°s, Fanny. Y el relato es tan delicioso como mi √ļltima noche en la Recoleta.
    Enhorabuena, Fanny ” Rita, Marilyn, Audrey‚Ķ Las tres, las tres en la misma partitura”.

  20. La se√Īorita Bennet dice:

    Fanny princes…
    Qu√© puedo decirte…
    Sé poco, muy poco de jazz, pero sé de ritmo, y tu historia lo tiene, mucho.
    Lo que más me ha gustado es el protagonista y su imperfección. ¡Estoy harta de personajes perfectos!

    Mucha suerte y enhorabuena

  21. Lennon dice:

    Fanny, cre√≠ haberlo comentado hace unos d√≠as pero por alguna rez√≥n no encuentro mi comentario. De cualquier manera no me cuesta nada repetirlo… FELICIDADES as√≠, con may√ļscula. Tu relato no se olvida, , se le queda a uno en el alma, tu manera de escribir es envidiable y estar√°s, de seguro, en el cuadro de los ganadores.

    ¬°Un gran abrazo!

  22. Fanny Prices dice:

    Jolines, Johnny como poco est√° colorao con la acogida… Y tan, tan agradecido…

    Fanny, en cambio, est√° desbordada y necesita sacar tiempo para leeros a tod@s, pero esta vida dura no no regala los minutos para lo importante. A√ļn as√≠ ya ha disfrutado con alguno de vosotr@s y promete robar minutos para aparecer en vuestras letras, porque, tanto Johnny como Fanny piensan que todas, todas tienen alma. Y nada hay mejor que eso.

    Mil Jazz para tod@s

  23. angel con tacones de aguja dice:

    Me has hecho bailar, tienes alma de bailarin y ritmo en las venas. Me gusta.

  24. La Morisca dice:

    Querida Fanny:

    Opino que has realizado un trabajo impresionante, me encanta tu estilo. Es un relato que merece una mención especial en este concurso.

    Que bueno es!

    Un Abrazo.

    La Morisca.

  25. Milano dice:

    Cada vez que lo leo me gusta más. El ritmo de la lectura una pasada. Se siente una empatía brutal con el protagonista.Todos somos Johnny. Me encanta!

  26. Mumu dice:

    Me ha encantado!!!

    Es precioso Fanny Prices. Necesitamos leer mas como este!
    La historia engancha!!!

  27. milano dice:

    Buenísimo!!

  28. Sincolase dice:

    Yo conozco a Fanny Prices y lleva el ritmo en el alma.

  29. Lovecraft dice:

    Preciosa historia de amor imposible (¬Ņo no?) que me record√≥ en su planteamiento al Romance de Curro El Palmo, de Serrat, pero ambientado en el Cotton Club y con un final no tan tr√°gico.

    Suerte, Dream Lover

  30. Adrian Vogel dice:

    Excelente. Tiene swing. Gran jazz!!!

  31. Sol dice:

    He leído, hace un tiempo ya, un excelente libro sobre jazz o era de blues? No importa, lo que sí importa es que tu relato me trajo muy buenos recuerdos.
    Mis pies danzan solos y no los puedo detener!!!!
    Besososo

  32. Fanny Prices dice:

    Jajjajaja

    ¬°Claro, Caos! En eso consiste esto, en salir a bailar a pesar de todo… ¬ŅQui√©n puede resistirse a zapatear un beyond the sea del gran Bobby Darin? Yo no…

  33. caos dice:

    Muy bueno. Yo, que soy un trasto en la pista, además de fracasar en el primer intento como tu personaje, tras el segundo me llevaría a casa el tatuaje de una mano plana en mi sonrosada mejilla. Suerte

  34. El asesino de Morfeo dice:

    ¬°Por Dios, que bonito!…pero, nadie que sepa estirar los pulgares bajo los tirantes, como Johnny, puede no saber bailar. Y alguien como tu, que arrastra al lector a un planeta nocturno y le inyecta el Jazz en las venas, tiene que saber much√≠simo de literat√ļra y de escribir. Lo dicho
    ¬°¬°¬°¬°Jazz!!!!

  35. Dies Irae dice:

    No, si me quejo es porque debieron dejarme -con el jazz puesto, eso s√≠- durmiendo un sue√Īo feliz despu√©s de emborracharme con el ron de Sol.

    Buenos días, Fanny. Nos conquistas de tres en tres. Sigue sonriendo, por favor.

  36. Fanny Prices dice:

    Asesino de Morfeo, yo no soy m√°s que un Johnny de la vida que, cojo, no sabe mucho de Jazz ni de literatura ni de escribir‚Ķ Solo sabe de lo que siente y cada ma√Īana sue√Īa con conquistar a Susan (t√ļ), aunque muy pocas veces lo consigue. A√ļn as√≠, Johnny insiste, porque no quiere vivir sin ella, porque no sabe vivir sin ella. Porque Susan es su swing. Y, a veces, sin querer, sin saber c√≥mo, un d√≠a consigue sostener su mirada un instante. Entonces, en ese momento, Johnny sabe que lo ha logrado, as√≠ que sonr√≠e y dice: Jazz.

    ūüėČ

  37. El asesino de Morfeo dice:

    Bonsái no se, yo de tirar el andador y de marcarme unos bailes. ¡No veas como suena el Jazz en mi gramófono!

  38. Bons√°i dice:

    Ira, ¬Ņest√°s celosa? Tranquila mujer, el jazz es muy provocador.

  39. Dies Irae dice:

    Vaya, vaya. ¬ŅDe d√≥nde vienen ustedes dos tan de ma√Īana, juntos y tarareando ese jazz?

  40. Bons√°i dice:

    Vuelvo a aparecer porque hoy me he despertado, antes de las seis de la ma√Īana, con Jazz en mi cerebro‚Ķ ¬°BRAVO!

  41. El asesino de Morfeo dice:

    Te has quedado conmigo. Otro vago-a, como yo pero con talento….Di que si,¬°a la mierda las explicaciones!

    ¬°¬°¬°Jazz!!!

  42. Aljibe dice:

    Desayuno con tu relato y me voy al trabajo tarareando un jazz.
    GRACIAS!!!

  43. Bons√°i dice:

    ‚Äút√ļ eres swing‚ÄĚ. ‚ÄúJazz‚Ä̂Ķ.
    Muy bueno, un zarpazo de alegría y ritmo.
    Un abrazo.

  44. Fanny Prices dice:

    Dies Irae:

    ¬°¬°¬°¬°Jazz!!!!

    ūüėČ

  45. Fanny Prices dice:

    Sincolase, Hombre sin abrigo, El asesino de morfeo:

    ¬°¬°¬°¬°Jazz!!!!

  46. Dies Irae dice:

    Jazz, Fanny Prices.

    Que no se le suba a la cabeza: he escuchado jazz en mi cabeza tres veces leyendo: con Cort√°zar, con Cabrera Infante y hoy.

    Enhorabuena.

  47. El asesino de Morfeo dice:

    Puro swing. Puro jazz. No puedo creelo..¬°o√≠a la m√ļsica y mi alma ba√≠laba a tu ritmo!
    Creo que es uno de los tres relatos que m√°s me han gustado.
    Fanny Prices, eres grande.

  48. Hombre sin abrigo dice:

    Me he divertido de lo lindo con este relato. Mucha suerte, Fanny Prices.

  49. Sincolase dice:

    ¬°Que bueno!

orden

Categorías

©Joaquin Zamora. Fotógrafo oficial de Canal Literatura

Comentarios recientes

M√°s vistos

RSS Portal Canal Literatura

Leer bien las bases

9 Certamen de Narrativa Breve 2012

Escribir en el portal general.

Colabora

Datos para la Entrega de Premios.

Videos de interés

Entrega del Premio Especial 2009