Acantilado. Por Anna Genovés

                Acantilado   Me quedo en el exilio… ¡Ya volverás a mi orilla! Te esperaré en el acantilado abrupto: roca viva. Secaré el agua de tus mejillas sin preguntas ni respuestas. Sin mentiras. ©Anna Genovés 08/09/2014 Todos los derechos reservados a su autora…

leer más

Terminada la faena. Por Anna Genovés

            Terminada la faena La pantalla se apaga. Los dedos no teclean. El cuerpo se relaja en la silla de plástico en que reposaban las caderas. Los músculos entumecidos. La boca cerrada. Terminada la faena el cuerpo habla. Nada ni nadie te quita la sonrisa…

leer más

Cara de ángel. Por Anna Genovés

El viernes pasado, tras escuchar en el informativo una noticia espeluznante sobre un convicto especialmente atractivo, surgió este relato erótico y con humor muy ácido… ¡Disfrutadlo! Cara de ángel Christian era tan guapo que todos le conocían por su apodo: cara de ángel. Era hijo de una cuarterona senegalesa con…

leer más

De madrugada todo es diferente. Por Anna Genovés

  Hojas de árboles en sacos vacíos. Mentiras envueltas en papel  de regalo con lazo fino. Encajes sutiles que aminoran la marcha. Brazos que se expanden en una mañana incauta. La lluvia moja los párpados. La nieve cubre tu rostro. El fuego se apaga. Muñecas partidas. Entrañas sacrílegas. Noches sin…

leer más

Fustiga. Por Anna Genovés 

«Walter Gilman no sabía si fueron los sueños los que provocaron la fiebre, o si fue la fiebre la causa de los sueños. Detrás de todo se agazapaba el horror lacerante y mohoso de la antigua ciudad y de la execrable buhardilla donde escribía, estudiaba y luchaba con cifras y…

leer más

Mariposa negra. Por Anna Genovés

“—¿Entiendes también que se mate por dinero o poder? ¿Que se mate en la guerra o en una revolución? —Pero… —repliqué, asintiendo de nuevo con la cabeza. —Pero los que murieron asesinados en los campos, no les habían hecho nada a sus asesinos, ¿verdad? ¿Eso es lo que quieres decir?…

leer más

Sin futuro. Por Anna Genovés

    Esta imagen la capturé hace varios años en mi barrio: era verano. Hacía un calor insoportable, a lo lejos creí ver un espejismo nefasto, como el hilo de una judía que se enrolla en la campanilla y te hace toser. Te atragantas. Eso me ocurrió a mí. Sin…

leer más

Azul. Tú, yo y él. Por Anna Genovés

Azul. Tú, yo y él   Azul es el cielo, los lirios, tu pañuelo y mi suéter recién tejido el color de tus ojos, el mar embravecido la luna en el firmamento, la tristeza el misticismo el color que ilumina mis pensamientos el que distingue al hombre de la mujer…

leer más

Nací. Por Anna Genovés

    NACÍ   Soy una hoja de árbol trémula cada vez que te acercas, me oprimes a tu cuerpo y me besas. Siento el latido de tu corazón, un reloj que no cesa. Noto cómo tus dedos recorren mi cintura prieta. Y me entrego a tus placeres desnudo mi…

leer más