Armando Rodera: REGRESO A SAD HILL

Regreso a Sand Hill
 

   Lanzamiento del libro “REGRESO A SAD HILL”, una novela repleta de intriga y misterio narrada a caballo entre dos épocas.

 

   Mi nombre es Armando Rodera y soy un escritor madrileño que cuenta con novelas de diferentes temáticas, publicadas tanto en Amazon como por editoriales españolas y extranjeras.

   El próximo día 28 de abril se publica mi nueva novela, un thriller ambientado en la comarca del Arlanza en Burgos, con el conocido cementerio de Sad Hill como uno de los escenarios principales de la trama. La obra se titula «Regreso a Sad Hill» y está narrada a caballo entre dos épocas: una transcurre en 1966, durante el rodaje en la región de la mítica película de Sergio Leone «El bueno, el feo y el malo»; y la otra en 2016, durante la celebración del 50ª aniversario del rodaje en la región, cuando empiezan a sucederse unos extraños crímenes que tienen mucho que ver con algo que sucedió en el pasado.

   La historia transcurre por pueblos y otros escenarios espectaculares de esta comarca de la España vaciada, algunos poco conocidos fuera de la región: desfiladero de La Yecla, Covarrubias, Santo Domingo de Silos y su monasterio, La Fuente Azul y, por supuesto, el cementerio de Sad Hill, entre otros. La trama tiene parte de intriga y misterio, pero también de dramas familiares y crítica social sobre una oscura trama de intereses que ocurrió en nuestro país durante décadas. Se trata de una novela con algunas subtramas inspiradas en hechos reales casi desconocidos para el gran público, una obra que une cine y literatura de una forma diferente.

Armando Rodera


El libro

   La novela se ambienta en la comarca del Arlanza (Burgos) entre dos épocas diferentes separadas 50 años entre sí. El autor nos sumerge en el rodaje de El bueno, el feo y el malo en 1966 antes de adentrarse en la celebración del 50º aniversario de dicho evento, ya en 2016, uniendo ambos hilos temporales gracias a unos hechos  trascendentes que perturbarán de un modo extraordinario a algunos de los protagonistas.

       Armando Rodera es un escritor todoterreno que ha tenido éxito con diferentes géneros literarios. Gracias a Regreso a Sad Hill, a la venta el 28 de abril en Amazon, retoma su interés por acontecimientos reales ocurridos en España, mezclando realidad y ficción en una trama que nos mostrará la cruda realidad que muchas mujeres tuvieron que soportar en España durante una época complicada para nuestro país. Cine y literatura unidos en una obra original y diferente.

   Sergio Leone eligió tierras castellanas para filmar en 1966 el final de su famosa trilogía del spaguettiwestern, un acontecimiento que revolucionó a los lugareños y cambió la vida de algunos vecinos para siempre. Esta novela arranca con la huida hacia delante de Juan Burgos, un pilluelo que aprovecha la llegada del equipo de rodaje a la comarca para ganar un dinero extra con sus trapicheos. Aunque la jugada le saldrá cara y tendrá que escapar a través de las escarpadas rocas del desfiladero de La Yecla si quiere salvar el pellejo.
Los dos hilos temporales de la historia nos mostrarán las vicisitudes de los protagonistas, y la manera en la que hechos de nuestro pasado pueden afectar de diversas maneras a otras personas a lo largo de su existencia.

   La novela nos narra también una investigación detectivesca amateur por parte de unos jóvenes que disfrutaban de unos días de vacaciones en la comarca, en el verano de 2016, ya que se verán inmersos en una trama con varios hilos que les descolocará de un modo que jamás hubieran imaginado.

   «Una fotografía antigua desenterrará un oscuro secreto relacionado con los extraños crímenes actuales.

   Una comarca de la España vaciada inmersa en un festival cultural que sufrirá indiscriminados ataques de un criminal desconocido. Unos jóvenes universitarios que lucharán contra sus propios miedos e inseguridades mientras investigan una trama de intereses ocultos enraizados en nuestra sociedad.»
Un recorrido por los decorados originales de la película en Burgos.
La trama de esta novela discurre por algunos de los escenarios preparados para la ocasión durante el rodaje de El bueno, el feo y el malo en la comarca del Arlanza. Desde el monasterio semiderruido de San Pedro de Arlanza al ficticio puente de Langstone, escenario que provocó más de un quebradero de cabeza a los responsables de la producción. Sin olvidarnos del mítico cementerio de Sad Hill, construido entre
Contreras y Silos para albergar el triello, el duelo a tres con el que finaliza este icono del séptimo arte.
Ya sea en la trama ambientada en 1966, con anécdotas de un rodaje más complicado de lo habitual, como en la parte perteneciente a 2016, durante el simposio internacional organizado con ocasión del 50º aniversario de la filmación en la comarca, los protagonistas de esta novela recorren otros lugares de interés de la zona, como Santo Domingo de Silos y su afamado monasterio, Covarrubias, el desfiladero de La Yecla o la Fuente Azul. Escenarios espectaculares de la «España vaciada», en una región desconocida para muchos que está empezando a albergar más turismo debido a la reconstrucción en los últimos años del cementerio de Sad Hill, lugar de peregrinación para fans, viajeros y curiosos de todo el mundo.
Personajes reales como Clint Eastwood, Sergio Leone, Ennio Morricone o el resto del elenco protagonista del film se mezclan con otros ficticios que sufren calamidades durante un verano que no todos recordarán con nostalgia. Unos terribles hechos que marcarán el devenir de algunos de estos personajes durante el resto de su vida, afectando también a otras personas que se verán involucradas décadas después en una
historia que les quedará demasiado grande.
Una trama criminal investigada por universitarios La novela transcurre en dos hilos temporales diferenciados, separados 50 años entre sí. Durante el rodaje en
Burgos en 1966 ocurrieron ciertos hechos que trastocaron la existencia de algunos lugareños, entre ellos la familia Mediavilla, que desapareció de la noche a la mañana del pueblo sin más explicaciones.
Sandra, Alberto, Ana y Julián son unos jóvenes universitarios madrileños que acuden a la región en julio de 2016, atraídos por el congreso cinéfilo organizado en Salas de los Infantes con motivo del 50ª aniversario del rodaje de El bueno, el feo y el malo, pero también con ganas de divertirse y disfrutar de las fiestas patronales en los pueblos de la región.
Cuando también comiencen a producirse extraños acontecimientos en torno al congreso, Sandra y Alberto se darán cuenta de que todo tiene que ver con lo ocurrido a los Mediavilla en 1966. Gracias a sus investigaciones acabarán por verse envueltos en una sangrienta trama criminal para la que no estaban preparados, antes de averiguar el verdadero hilo conductor que unirá esos hechos a lo largo de medio siglo.
El Patronato de Protección a la Mujer
En la trama nos encontramos también con el Patronato de Protección a la Mujer, una organización prácticamente desconocida para el gran público. Se trataba de una institución franquista fundada en 1941, dependiente del Ministerio de Justicia y presidida por Carmen Polo de Franco, instaurada para controlar la moral de la población femenina.
Su finalidad consistía en “la dignificación moral de la mujer”, especialmente de las jóvenes, para impedir “su explotación, apartarlas del vicio y educarlas con arreglo a las enseñanzas de la Religión Católica”. Para obtenerla, tenía la facultad de “adoptar medidas protectoras en favor de las mujeres que se desenvuelvan en medios nocivos o peligrosos y estimular el interés social en favor de las mujeres moralmente abandonadas, especialmente de las menores de edad”.
Salirse de los moldes podía costarle muy caro a una joven entre 16 y 25 años. Las chicas “díscolas, rebeldes o descarriadas” podían acabar internas en los centros del Patronato. También las adolescentes que huían de la miseria de sus pueblos o de la brutalidad de sus padres. Quizás la distopía de Gilead narrada en El cuento de la criada, el libro de Margaret Atwood transformado en serie de televisión que ha puesto el vello de punta a millones de personas, no estaba tan alejada de la realidad que se vivió en nuestro país en unas décadas aciagas para muchas mujeres.

El autor

Armando Rodera

   Armando Rodera (Madrid, 1972) es uno de los pioneros de la publicación digital en España. Gracias a su éxito en Amazon, publicó en 2012 su opera prima El enigma de los vencidos con Ediciones B. Su exitosa novela El color de la maldad se convirtió en el thriller policial más vendido en Amazon.com durante tres años consecutivos y llamó la atención de la editorial americana Thomas & Mercer, que publicó la versión
anglosajona en 2014, Color of evil. Publicó también de manera independiente La rebeldía del alma, una arriesgada y original trama con suspense, drama, romance y una pizca de novela negra que se convirtió en número 1 global de Amazon España. Otras obras suyas en Amazon son los thrillers Juego de identidades o Caos absoluto.
En 2015 Amazon Publishing desembarcó en España como editorial y publicó su novela La posada del viajero. Esta obra de ficción histórica y aventuras se convirtió en el tercer e-book más vendido en España en 2016, sólo por detrás de Juan Gómez Jurado y Jöel Dicker.

   En 2017 Amazon Publishing reeditó una nueva versión de El color de la maldad, acompañada de una nueva obra con los mismos protagonistas y titulada El aroma del miedo, un thriller policial ambientado en la costa valenciana que trata sobre mafias internacionales y corrupción al más alto nivel.
En 2021 publicó su última novela hasta la fecha, un thriller internacional ambientado en Nueva York titulado El Pastor, donde describe el problema del supremacismo blanco en USA. A lo largo de estos años varios de los libros de Rodera han sido número 1 en formato digital en las tiendas Kindle de España, Francia, Italia, Brasil, USA, UK, Canadá o Australia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.