Atrapados. Por Luisa Núñez

atrapados

 

Atrapados.

 Inerme, sin escapatoria en el centro de una diana tejida suavemente. Hilos estratégicamente entrelazados sin prisa, sin ostentación, en el más absoluto silencio, casi invisibles.

 Una trampa mortal para quien atraído por el vivo color de las flores no repara un solo momento en observar donde se está posando. Y ahí está, sujeto por un sutil pero fuerte adhesivo del que no puede desprenderse, esperando, consciente de su destino, que el depredador llegue a cobrar su trofeo.

 Me he sentado allí a observar ese proceso natural que se desenvuelve a nuestro alrededor por doquier y del que no somos habitualmente conscientes. La Naturaleza no tiene compasión, eso es algo que tengo meridianamente claro. Sigue un proceso establecido donde unos ganan y otros mueren sin más criterio que lo dispuesto para la supervivencia.

 El ser humano en su soberbia ha intentado dominar a la naturaleza exhibiendo orgulloso sus logros, que son muchos, pero sin terminar de comprender que ella, la naturaleza, siempre impone sus condiciones.

 Y hete aquí que de tanto retorcer esa naturaleza, el hombre como especie, es la única capaz de hacer de araña, crear la telaraña que lo atrapará sin compasión y caer en ella como un insecto sorprendido, quedando adherido sin salida a disposición de los depredadores.

 Después sólo queda quejarse…

 Otros seguimos observando la catástrofe.

 

Luisa NúñezLuisa Nuñez

CEO del Portal Canal Literatura
Especialista Universitario en Sistemas Interactivos de  comunicación

Septiembre 2021

 

 

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *