Gravedad. Por Luisa Núñez

gravedad

 Gravedad

 

«Álzate contra el viento, hermana mía,
recuerda que no hay luz sin claroscuro
ni más verdad que el peso en la balanza.»

Raquel Lanseros

 

Hay personas inteligentemente buenas, leales, que saben del trabajo duro hecho con alegría y excelencia. Hermosas y fuertes por fuera, sí, pero bellas y delicadas porcelanas talladas con el sufrimiento de una vida áspera que nunca ha sido, en afectos, generosa. Cuanto más dan, quizá más pierden, porque lo que entregan con amor no se valora, ni se agradece en proporción. Porque su imperio, su mayor verdad, es esa invencible dignidad, tan envidiable, con la que nadie puede competir  y que consiste en permanecer en la bondad elegida, en la solidaridad silenciosa, el respeto a ultranza, la generosidad comedida, la satisfacción íntima de ser parte del bien a pesar de todo, a pesar de todos, a pesar de todos los pesares. Y dejarse la vida en ello.

A veces la vida abruma, la gravedad de la tierra aumenta, el tiempo encoge y el mundo se queda reducido a una mirada incrédula, perdida en un horizonte difuso, mohíno y deshumanizado.

Pero la huella definitiva quedará en muchos corazones ingratos que, a su pesar, siempre recordarán a quien supo ser y estar justo allí, en la cruel batalla donde la maldad tuvo que rendirse ante la luz.

 

Luisa Núñez 2014

Luisa Núñez

CEO del Portal Canal Literatura
Especialista Universitario en Sistemas Interactivos de Comunicación

 

 *Inspirada por Coscobil Fernández y dedicada a todas  mis «amiga-hermanas».

Luisa Núñez

Información sobre mi en: http://canal-literatura.com/blog/perfiles/luisa-nunez-fundadora-y-presidenta-de-la-asociacion-canal-literatura/

5 comentarios:

  1. Amiga mía, nos encontramos en el momento justo donde nos reconoceríamos, para recorrer juntas el camino, me ayudas mucho a sortear las piedras que me encuentro en el recorrido de mi vida. Un beso enorme

  2. Hermoso de texto de reconocimiento a ciertas cualidades infrecuentes.
    Muchísimos besos.

  3. Elena, no son infrecuentes, yo diría más bien que, en esta amalgama de chapados de “bondad” a bombo y platillo, a veces ,confundimos el dorado con el oro, el bien con el mal, al bondadoso con el malvado “tuneado”.
    Hablo de malvados no de estúpidos. «No achaques a la malicia lo que puedas achacar a la estupidez». Esa sí es frecuente.

    Pero como para todo en la vida, hay que aprender mucho para distinguir todos estos matices.

    Creo que mi querida Coscobil eligió una forma de ser y estar en el mundo y como otros muchos, está en una batalla por el bien discreto y combatiente; tiene las armas suficientes y las heridas correspondientes. No todos alcanzan a comprender esas batallas. Hay mucho más héroes anónimos que públicos.

    Una de mis frases favoritas:

    «Ama tu trabajo, aunque sea humilde; es el tesoro de tu vida. Sé prudente en tus negocios, porque en el mundo abundan las gentes sin escrúpulos. Pero que esta convicción no te impida reconocer la virtud; hay muchas personas que luchan por hermosos ideales; y dondequiera, la vida está llena de heroísmo.

    Besos mil para las dos

  4. Luisa, altamente valiosas tus palabras que agradecen la bondad ajena, el trabajo silencioso que queda, ya que siempre alguien lo transmite, una lectura que me gratificó.
    Cordial saludo
    Betty

  5. Gracias Betty por tu lectura. No te quepa duda que lo bien hecho permanece.
    Muchos besos desde España.
    Luisa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *