Sobre los ojos y las miradas. Por Mar Solana

arte-cecilia-malvezzi-ando-grafitto-sobre-papel-miradas

Hace unos meses releí “Háblame de ti”, de Lola Duque, libro ganador del Primer Premio Robin Book de Narrativa New Age en 1998. Lo encontré, por primera vez, en un momento de mi vida en el que sus palabras fueron como abono para una tierra débil y asustada. Porque yo creo en las relaciones mágicas con los libros y las letras; leemos el que necesitamos para los «deberes» que nos marca la Vida en cada etapa. En esta segunda lectura, me quedé atrapada en este precioso párrafo que habla de los ojos, de la mirada… Miradas esquivas, miradas del demonio, miradas divinas… La mirada es como una instantánea de nuestra alma, ¡revela tantas cosas del paisaje!

Os dejo primero con el párrafo que me inspiró para echar un vistazo y escribir sobre mis propias “miradas”:

 

«De las palabras sencillas puede brotar una gran reflexión… Amanecer desde dentro, conseguir que la primavera triunfe sobre el invierno, y el amor y la vida sobre la muerte. Quiero descubrir mi interior, abrir esas puertas de par en par, y vivir. He pintado la puerta más grande de color verde porque es el color de la esperanza… Nuestra alma, en algún momento, deseará conectar con su origen divino… Si no encuentra interferencias en su camino y la consciencia está preparada, quizás lo haga… El corazón es el símbolo del Fuego y del Amor y está conectado con los ojos. Los ojos, la mirada de los demás, siempre me han llamado la atención. No todos los ojos con los que me encuentro son limpios ni se mueven con cierta gracilidad. He visto ojos de miradas duras, agresivas, locas y violentas; (…)ojos falsos de corazones oprimidos, ojos que hacían daño, que pretendían censurar, miradas con un destinatario para ejercer presión, pero también he visto ojos con miradas dulces, iluminadas, vivas, miradas que me han traspasado y me han hecho pensar que Dios existe».

 Del libro: «Háblame de ti», Lola Duque. Ganador del Primer Premio Robin Book de Narrativa New Age (1998).

 

Mar Solana
Blog de la autora
 Cuadro:”Miradas” grafitto de Cecilia Malvezzi.

3 comentarios:

  1. Dicen que los ojos son el espejo del alma. Ellos, lo mismo reflejan con naturalidad esa inocencia rebosante de bondad y de nobleza, que el instinto de maldad disfrazado y oculto.
    Son miradas, que aunque se pongan el antifaz de carnaval, no pasan nunca desapercibidas y están en todos los rincones, no solo detrás de unos visillos.
    Una gran reflexión Mar, como hermoso el párrafo de texto de esta escritora.

    Te envío un abrazo, Juan Antonio.

  2. Coincido con Juan Antonio. Un texto hermoso 🙂

  3. Hola, Juan, Brujita 😉

    Muchas gracias por vuestras palabras. Sí, nuestra mirada es crucial, no en vano se dice que los ojos y el rostro son como espejos del alma. O como dice Brujita, debemos aprender a “escuchar” las miradas… Os recomiendo el libro de esta autora porque como personas de exquisita sensibilidad que sois y a las que os gusta aprender cosas nuevas, lo ibais a disfrutar muchísimo.

    Un ramillete de besos frescos para los dos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *