No eran de arena sus ojos. Por Yolanda Saénz de Tejada

No eran de arena sus ojos

no eran de arena sus ojos

 

No eran

de arena

sus ojos,

ni rompían olas

de saliva

en su boca.

 

No eran carne

temblor

sus rodillas;

no tacones

rotos

sus labios

morados

de tierra

húmeda.

 

No era la luna

reventando

su sexo,

ni fueron

sus uñas,

que arañaban,

obsesas,

mis

huidas.

 

Lo único

que fue

era su risa

(y estas ganas

locas de que se quedara

desordenando

mi vida).

 

Yolanda Saénz de Tejada

Tacones de Azucar

Yolanda Sáenz de Tejada

Colaboradora de esta web en la sección
«Tacones de Azúcar»

Blog de la autora

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *