Una palabra tuya es una isla. Mari Cruz Agüera

Una palabra tuya es una isla

Una palabra tuya es una isla.

 

Para calmar el roto de mi alma
yo sólo necesito
morder tu voz a oscuras
en medio de un camino desgastado.
Saber que estás y tiemblo
sin tocarte siquiera
y que esta soledad que me disfraza
no es más que un fingimiento.
Me basta con tener una certeza,
que si la vida, a veces, por costumbre,
me anega en la nostalgia
una palabra tuya es una isla
donde sentirme a salvo.

Yo no persigo al águila que eres,
escojo ver sus alas contra el viento
y compartir la paz que te alimenta,
me sirve y sin embargo
hay noches que quisiera ser cereza
y morirme en tu boca
(perdóname si acaso esos deslices)
Ya sé que soy cobarde y no enfurezco
y ni siquiera caigo en el desmayo
pero que esto es amor, qué duda cabe.

Mari Cruz Agüera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.