Add Me!Cerrar menu de navegación

Página destinada al 9 Certamen de Narrativa Breve 2012, relatos, ganadores, entrevistas, noticias, finalistas, crónicas, literatura,premios.

Add Me!Abrir menú de categorías

180- Jazz, swing, jazz. Por Fanny Prices

No toquen esta pieza rápido.

Nunca debe tocarse rápido un ragtime.

SCOTT JOPLIN

 

 

            Lustró los zapatos de baile con energía, estiró sus pulgares bajo los tirantes y dijo frente al espejo marcando mucho la ese final: jazz. No era guapo, no tenía los dientes blanquísimos, pero él era Johnny y nadie, nadie, entendía como él de swing. Eso bastaría para conquistar a la inalcanzable Susan. Repitió los pasos con la mejor de sus sonrisas: patada, salto, arrastro y giro. Jazz. Los zapatos nuevos eran fantásticos, el alza en uno de los tacones apenas marcaba su cojera. Los probó otra vez. Jazz, dijo, y levantó a lo conquistador varias veces las cejas. Esa noche iría al club, pediría una copa, tal vez dos, buscaría con la mirada a Susan y seguramente se quedaría prendado un instante por como a ella, en la pista de baile, no le hacía falta ningún foco para brillar. Porque Susan, Susan era una diosa: Rita, Marilyn, Audrey… Las tres, las tres en la misma partitura; por las ondas de su pelo, por la forma que el tul de la falda ebullía al compás de sus saltos, por cómo, al son de la orquesta, volaba elegante en cada giro. Y sus ojos, sus ojos inundaban de mar ese sótano en esa ciudad tan caótica y gris. Un mar azul, bamboleante, al ritmo del saxo, al ritmo del jazz. Tendría que hacer cola para llevarla hasta el centro, sí, ser más ávido que todos los dientes blanquísimos que con esos pasos impecables, cada noche, la zarandeaban en la pista. Pero eso no era swing. Ella aún no lo sabía. Y es que él era Johnny, no tenía la sonrisa perfecta, pero sí zapatos nuevos y nadie, nadie, sentía el swing como él. Jazz.

            Se puso nervioso al llegar al club. Había más dientes que nunca merodeándola. Pidió un Manhattan, se sentó en un rincón y, sin perderla de vista, dejó que la música lo envolviera. Jazz. El piano del ragtime le dio la orden. Johnny se acercó, despacio, tratando de cojear lo menos posible, aunque los zapatos nuevos le empezaran a rozar el talón. Vamos, Johnny, se dijo, enséñale tu swing.  Cuando estuvo frente a Susan, las manos, las manos le sudaban sin remedio. Se las limpió disimuladamente en el pantalón y dijo con voz trémula: ¿bailas? Susan lo miró de arriba abajo con el ceño fruncido, pero encogió los hombros y tomó la mano de Johnny para levantarse. Los focos, los focos los guiaron hasta la pista y las notas de la trompeta incrementaron el ritmo. Muy rápido, pensó Johnny. Susan empezó a saltar. Patada, salto, arrastro y giro. Más rápido, imploró a su pierna corta. Pero su patada, demasiado lenta, acabó en la espinilla de Susan. Saltó y la arrastró hasta que sus piernas se liaron en el giro y la diosa, la diosa acabó rodeada de tul en el suelo. La sonrisa más blanca del mundo la rescató, se la llevó con un swing perfecto, y Johnny, Johnny salió de la pista cojeando más que nunca. Jazz.

            Pidió otra copa y, desde la oscuridad de su rincón, admiró lo que nunca podría tener. La orquesta dejó de tocar. Cinco minutos, anunciaron. Sentado, en silencio, Johnny se fijó en sus zapatos nuevos. Se aflojó un poco los cordones y dio un último trago sin dejar de mirarla. Entonces, el piano comenzó a llenar otra vez y muy lentamente su mundo. Johnny cerró los ojos. Se dejó ir. Sin poder evitarlo, su pie empezó a zapatear en el sitio al ritmo del saxofón y sus hombros, sus hombros a viajar por libre. ‹‹Somewhere beyond the sea, somewhere waiting for me…››, le dijo Frank. Jazz, le contestó Johnny, y buscó desde el sitio a Susan. ¡No!, se quejó, eso no es swing. No lo pensó dos veces, solo se descalzó y se dirigió al centro de la pista. Secuestró a Susan y sostuvo con determinación una de las manos de la diosa sobre su pecho. Ella trató de zafarse, pero Johnny, Johnny no se lo permitió. Estudió sus ojos. Sígueme, le dijo. Y sin separar los pies del suelo, comenzó a moverse de un lado a otro, al son, con el compás propio de una ola que desea elevarse desde lo más profundo del océano. Jazz. Susan, Susan se abandonó a su ritmo y Johnny, Johnny, ya encumbrado por la explosión de notas de todos los instrumentos, le susurró: tú eres swing. Luego, le dio un beso en la mano aprisionada, la soltó con suavidad y, rompiendo todas las normas del swing, salió de la pista con un relajado vaivén, al ritmo, siempre, siempre al ritmo, sin disimular ni un ápice su cojera y sintiendo, como no podía ser de otro modo después de ese swing, toda la fuerza del mar sobre su espalda. Jazz.

VN:R_N [1.9.22_1171]
Rating: 8.9/10 (62 votes cast)
180- Jazz, swing, jazz. Por Fanny Prices, 8.9 out of 10 based on 62 ratings

80 Comentarios a “180- Jazz, swing, jazz. Por Fanny Prices”

  1. Fanny Prices dice:

    Gracias, asesina, gracias a todos los que con sus comentarios han hecho que mi invierno no sea tan frío.

    Creo que he sido la comentarista más callada de la historia de este certamen, las crisis de palabras es lo que tienen. Solo deciros que ha sido un auténtico placer haber participado con vosotros, y con Johnny. Él nunca se rinde.

    Espero conoceros a todos el viernes, y a los que no puedan asistir, no importa, siempre nos quedará el canal…

    Un abrazo enorme.

    Babi, Fanny…

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  2. Cronista dice:

    Canto a la vida, felicidades y gracias por hacernos bailar Jazz sin música.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  3. Asesino de Morfeo dice:

    Es bonito tu nombre real, pero tu serás para mi, siempre, Fanny. Desde un principio me enamoró tu relato y ¿sabes? no me ha extrañado que fueras matemática. Hay algo en el ritmo de tu historia que te vincula a las secuencias numéricas; dicen que la música es matemáticas y tu narración tiene eso y, lo más importante, tiene un fuerte soplo de vida. No dejes de ser tan cabezota y sigue asomándote a la ventana para impregnar de emoción cualquier historia que cuentes. Un abrazo y hasta cuando quieras.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  4. milano dice:

    ¿Pelín sobrevalorado? No lo creo.

    Me quedo con este después de leerlos todos.

    A por la final Fanny Prices!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  5. Manuela dice:

    Aquí hay algo diferente. Estas allí en ese sótano, lo ves, lo sientes, lo oyes.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  6. sacha dice:

    Me alegro de tu nominación, Fanny. Estabas en todas mis quinielas.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  7. Dies Irae dice:

    ¡¡Jazz!!

    (¿Para qué decir nada más?)

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  8. nuak dice:

    Enhorabuena. Ritmo, originalidad, atmòsfera. Vida palpitante, en estado puro

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  9. Bonsái dice:

    Fanny Prices:
    Desde que te leí me dejaste tu música en el cuerpo.
    FELICIDADES ¡!! Estás entre los finalistas!!!
    Bien hecho.
    Un abrazo.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  10. Hóskar-wild is back dice:

    Un pelín sobrevalorado este relato, pero hay que rendirse a la evidencia que es la que es. Mucha suerte.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  11. Sol dice:

    Felicidades!!!!
    Muy bueno.
    Dejé en la casa de Morfeo un buen ron. Venga, vamos a brindar
    Besososo y buenos vientos

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  12. Pigmalión dice:

    Felicidades, te lo mereces. Siempre has estado entre mis favoritos.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  13. Asesino de Morfeo dice:

    ¡Un Hip, Hip, Hip, hurra por mi relato favorito!
    Eres grande, y al parecer no soy yo sól quien lo piensa..
    ¡Jazz!!!!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  14. Asesino de Morfeo dice:

    Te esperamos por La vieja bodega…¡Fiesta!

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  15. Nairobi dice:

    Voto por este relato.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  16. Dies Irae dice:

    Voto por este relato.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  17. Alfil dice:

    Voto por este relato

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  18. La señorita Bennet dice:

    Voto por este relato

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  19. Lennon dice:

    Voto por este relato.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  20. Hombre sin abrigo dice:

    Voto por este relato.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  21. ms rioja dice:

    voto por este relato

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  22. Pigmalión dice:

    Voto por este relato.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  23. Bonsái dice:

    Voto por este relato.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  24. Mara Mures dice:

    Voto por este relato

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  25. Thomas Guhó dice:

    Voto por este relato.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  26. caos dice:

    Voto por este relato

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  27. sacha dice:

    Voto por este relato

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  28. Lovecraft dice:

    Voto por este relato

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  29. El asesino de Morfeo dice:

    Voto por este relato

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
  30. J. Brun dice:

    Voto por este relato

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

orden

Categorías

©Joaquin Zamora. Fotógrafo oficial de Canal Literatura

Comentarios recientes

Más vistos

RSS Portal Canal Literatura

Leer bien las bases

9 Certamen de Narrativa Breve 2012

Escribir en el portal general.

Colabora

Datos para la Entrega de Premios.

Videos de interés


El Rio Blanco- Ganador P.Especial IBN ARABÍ