Te quiero. Por Estel

te quiero

  Te quiero   Después de un ciclo quisiera nacer una vez más, para hablar con el hombre que me dijo: “te quiero”. Nos arrastramos fuera de la cuna y chapoteamos en el fango de nuestros propios huesos.   ¿Y el alivio de la muerte dónde está? Detrás asoma la…

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La tumba. Por Estel

  La tumba Antes de irse, Namaa preguntó por qué prefería la tumba de arena solitaria y escombros, de granizo y heladas, de ciudades hundidas, a la tranquilidad del nuevo comienzo. No le dije que tenía otro comienzo en las manos: era la última, y por eso mi deber era…

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cinco hipermicroficciones para sonrisas.

Cinco hipermicroficciones para sonrisas.

La Cátedra Iberoamericana Itinerante de Narración Oral Escénica (CIINOE) y Ediciones COMOARTES ya celebradas durante meses las acciones del Quinto FESTIMIFICC (contar, otorgamiento Premio Líneas al escritor e investigador canario/español Juan Yanes, elaborar y difundir materiales teóricos y técnicos y de ficción -entre otros: enviar masiva y digitalmente los libros:…

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Envidia, amargura, desespero. Por Estel

Envidia-amargura-desespero

Envidia, amargura, desespero   Si tan sólo el séquito de esa Desdeñosa, la Vida, fuera una procesión vivaz y amable de obsequios y blancura, brillante, ceñida de margaritas y cargada de odres de aguamiel, y adornada con perlas y jade; inundada de risas, precedida por el repiqueteo de campanillas y panderos, Abriendo…

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Rebeldía. Por Estel

rebeldía

  Rebeldía     I.   Triste debió ser el reinado de Hades, Que arrancó a Perséfone de su hogar en la Tierra: Corona marchita de silencio y de pena, Con sólo mudas sombras de séquito invisible.   ¿Tan estulto es el hombre que el trono solitario, Del dios de…

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Tu me tues… Por Estel

tu me tues

Tu me tues…     El destino del primer amor es morir. En la dicotomía del delirio. En la infinidad de la mengua. En la intimidad del recuerdo. El sepulcro del albedrío en la primera adoración impía; cárcel de sangre y piel liberadora: la lápida de la conciencia, dispensario de…

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Cita con el Pasado. Por Estel

cita con el pasado

Cita con el Pasado   Se sentó en una banca el tiempo suficiente para que las aguas, como flechas turquesa y esmeralda, se levantaran en suspiros tardecinos, recordando naufragios y baladas. Lo esperó pensando en Vigo, en las últimas luces de la última jornada, un recuerdo agridulce impregnado de tierra mediterránea,…

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Ergo sum. Por Estel

  Ergo sum «All the world’s a stage, And all the men and women merely players…»   Soy un personaje en carne viva. Desollada en las escenas narrativas del omnisciente cuenta-cuentos cuyo ingenio hace remolinos de mis días.   Soy el huérfano del trágico relato que encontró la carta de…

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La bruja. Por Estel

la bruja

LA BRUJA     Cada bruja tiene su método. Unas pueden ser versadas en el misterio de la palabra viva, aquella que sale primero en volutas y luego en sibilantes profusiones como un gas invisible y mortal; la palabra que, se dice, cierto rey de la Antigüedad utilizaba para abrir…

leer más

  •  
  •  
  •  
  •  
  •